Cultura

No sólo cantan los ángeles

  • El Festival de Música Antigua de Málaga celebra desde hoy su octava edición, con un programa de seis conciertos dedicado al Barroco tardío, un periodo de transición que dejó algunas cimas ahora recordadas

El tránsito de los siglos XVII al XVIII fue también una etapa de transición en la historia de la humanidad. Lo que en Europa terminaría deviniendo en Ilustración se convertía ya en ambición científica, en ansia de conocimiento y en pulcritud aristotélica: todo debía ser conocido, así que todo debía ser pensado de nuevo. Newton revolucionó en este periodo la ciencia y a través de ello modificó la propia imagen del hombre. Pero la música no debía ser menos: el Barroco, todavía presente, había llevado ya sin embargo al límite buena parte de sus fórmulas y las primeras voces que reivindicaban una mirada purificadora a las fuentes clásicas empezaban a ganar posiciones. De hecho, los compositores más afamados de este tiempo se movieron entre la satisfacción de las exigencias del gran público, incluso en detrimento de nobles y reyes, y la aproximación a un gusto selecto, antiguo, pitagórico, prescrito aún a menudo en la retaguardia que terminaría, no obstante, imponiéndose. Los incipientes ilustrados querían demostrar que no sólo cantaban los ángeles, también los hombres, y que por tanto la música se podía medir, cifrar, condensar, evaluar en su plenitud. El Festival de Música Antigua de Málaga dedica a este periodo su octava edición, que arranca hoy, con seis conciertos a celebrar en la Sala María Cristina, salvo el colofón que tendrá lugar en el Teatro Cervantes (la cruda situación económica ha restringido así de radicalmente el número de sedes, hasta ahora mucho más amplio), que permitirán así al melómano y al neófito acceder a un mundo sonoro apasionante.

La excepción a este marco se señala, no obstante, en el mismo concierto de apertura, que celebrarán hoy (todas las actuaciones comenzarán a las 21:00) en la Sala María Cristina con La Caravaggia y La Colombina, dos formaciones con experiencia anterior en el certamen que unirán fuerza vocal e instrumental para la interpretación de la Missa Ave Regina Caelorum de Tomás Luis de Victoria (protagonista de la edición del año pasado), además de una selección de obras de otros genios del Renacimiento. El próximo miércoles 4, los aficionados tienen una cita con uno de los grandes atractivos del cartel, la Orquesta Barroca de Sevilla, galardonada con el Premio Nacional de Música, que bajo la dirección de Enrico Onofri presentará el programa Una fiesta barroca italiana con obras de Castello, Legrenzi, Albinoni, Vivaldi (uno de los nombres más frecuentes en los repertorios de esta edición) y Geminiani. El viernes 6, el grupo In Modo Antiquo, también veterano en lo que se refiere al festival y formado en gran parte por maestros de la Orquesta Filarmónica de Málaga, comparecerá con obras de Alessandro Scarlatti, Blavet, Dornel, Bach, Telemann, Vivaldi y Boismortier. El lunes 9, el grupo Looking Back, liderado por el saxofonista y flautista Andreas Prittwitz (más conocido por sus labores como músico de jazz e instrumentista de sesión, aunque dotado de un privilegiado gusto clásico) debutará en el festival con obras de Haendel, Maráis, Von Biber, Telemann y, de nuevo, Vivaldi. El miércoles 11 corresponderá el turno de la Joven Orquesta Barroca de Andalucía (JOBA), formación impulsada por la Filarmónica de Málaga y al amparo de este certamen que contará con la dirección de Michael Thomas para un interesante programa con piezas de Albinoni, Alessandro Scarlatti, Marcello, Haendel y Bach. El último concierto es también uno de los más álgidos: el viernes 13, la Orquesta Filarmónica de Málaga interpretará en el Cervantes, bajo la dirección de Roberto de Maio, dos de los tres conciertos para violín y orquesta compuestos por J. S. Bach con el inefable y virtuoso Ara Malikian como solista, además de otras obras de Telemann y Haendel. Aunque con menos conciertos y menos sedes, el Festival de Música Antigua sigue siendo un bálsamo. Que dure otros muchos años.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios