Málaga Hoy En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Análisis

Dr. bartolomé beltrán

Dolor crónico

La investigación del dolor infantil y la formación son asignaturas pendientes

El doctor Juan Carlos de la Pinta, especialista en Anestesiología y Reanimación del Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz y presidente de la Sociedad Madrileña del Dolor (SMD), me comenta cuáles son los dolores más habituales y los últimos avances para tratar el dolor crónico.

Actualmente, se estima que el 17,25% de la población española sufre dolor crónico. El dolor es el motivo más frecuente por el que los ciudadanos acuden al médico. Un control inadecuado del dolor agrava la situación de ancianos, niños y mujeres. De la Pinta explica que "los dolores más habituales son el de espalda, el articular, el de cabeza y el dolor cervical". En España existen 183 unidades del dolor ubicadas en los 800 hospitales que hay. "Las unidades del dolor son cada vez más relevantes en nuestro país con un equipo multidisciplinar para llegar al paciente. Muchas personas pueden obtener ayuda para bajar el sufrimiento que padecen en relación al dolor crónico", expresa el presidente de la SMD. Estos días hemos sabido por la Sociedad Española del Dolor (SED), que una investigación liderada por el doctor Jordi Miró, coordinador del Grupo de Trabajo de Dolor Infantil de la SED, ha analizado las características de las unidades y programas especializados para el tratamiento de la población infantojuvenil con dolor en ocho hospitales de referencia en España, y ha puesto de manifiesto que la formación específica y la investigación del dolor infantil son las grandes asignaturas pendientes.

La encuesta refleja que todas las unidades tratan a una gran diversidad de pacientes: el 75% padece dolor crónico y un 88% sufre cualquier tipo de dolor no oncológico. Los dolores que se tratan con mayor frecuencia son el musculoesquelético, el neuropático y el dolor por espasticidad.

Sobre la investigación, el 75% de los encuestados considera este punto primordial, pero en la práctica no se materializa, ya que el 50% de las unidades no había publicado nada relacionado con el dolor en los últimos cinco años.

En un estudio previo publicado por el Dr. Miró, en el que participaron 136 expertos de 12 países, denominado 'Programas del dolor crónico pediátrico: prácticas actuales e ideales', los expertos definieron las cuatro características básicas que toda unidad del dolor destinada a la población infantojuvenil con dolor crónico debe tener: ser multidisciplinares; ofrecer una amplia gama de tratamientos; incluir la investigación, la formación clínica de especialistas y la educación de la población, así como la sensibilización social, como parte integral de sus actividades; y estar acreditadas por alguna entidad con capacidad para ello.

El Dr. Miró destaca que "el tratamiento de niños y jóvenes con dolor ha progresado en los últimos 30 años. Sin embargo, en el caso del dolor crónico, el tratamiento médico etiológico, orientado a tratar la enfermedad de base causante del dolor, no es suficiente para aliviar o prevenir nuevos episodios de dolor para la mayoría". La formación específica y la investigación en dolor infantil "son acciones que en España quedan lejos de una situación ideal'", sostiene el especialista. Seguro.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios