Málaga Hoy En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Análisis

Dr. bartolomé beltrán

Nutrición en la infancia

Es importante no caer en la pasividad ante la existencia o el riesgo de sobrepeso

La obesidad es una enfermedad crónica que se está convirtiendo en una epidemia y que constituye uno de los retos más difíciles de abordar en nuestro sistema de salud. En España, según el estudio ENPE publicado en 2016, el 39,3% de la población tiene sobrepeso y un 21,6% obesidad.

Se trata de una enfermedad que se asocia o es causa directa de muchos otros trastornos y enfermedades como la hipertensión arterial, diabetes mellitus, dislipemia y el síndrome de apneas-hipopneas del sueño, tal y como recoge la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición y la Sociedad Española de la Obesidad. Existen mecanismos biológicos que regulan el peso corporal que pueden dificultar la pérdida de peso. Sin embargo cada vez se tienen más en consideración los trastornos y las dificultades psicológicas que pueden acompañar a la obesidad, ya sea precediéndola, o apareciendo posteriormente y que pueden mermar la adherencia al tratamiento y condicionar su fracaso.

Ya nos tiene acostumbrados Cinfa a introducirse en todos los ámbitos en los que puede intervenir la nutrición para prevenir o para combatir determinadas patologías. Ahora asumen el interés en la educación nutricional desde la infancia. En ocasiones, la falta de conocimiento de los progenitores españoles impide en muchos casos actuar correctamente, por lo que no sólo hay que formar a los niños, sino también a los padres. El doctor Julio Maset, del departamento médico de Cinfa, subraya la importancia de no caer en la pasividad ante la existencia o riesgo de sobrepeso de los niños y anima a los padres a realizar cambios en los hábitos diarios relacionados con la alimentación y el ejercicio. "Una conducta activa ante los casos de sobrepeso en nuestros hijos ayudará a evitar que estos niños y niñas se conviertan en adultos obesos, una situación que multiplica el riesgo de que padezcan enfermedades crónicas en el futuro. Por ejemplo, diabetes, enfermedades cardiovasculares, hipertensión arterial, problemas respiratorios e inflamatorios o patologías osteoarticulares", afirma.

Según el V Estudio CinfaSalud: "Percepción y hábitos de salud de las familias españolas sobre nutrición infantil", realizado en 2016, una tercera parte de los padres y madres que perciben en su hijo sobrepeso u obesidad y no toman las medidas adecuadas para ayudarles a alcanzar un peso saludable. La investigación revela que la educación y la supervisión de los padres y madres juegan un papel fundamental a la hora de lograr que el menor siga una dieta variada y equilibrada. No obstante, solo un tercio de los padres y madres españoles come habitualmente con sus hijos e hijas.

Además, los dispositivos tecnológicos, como la televisión, móvil o en general las pantallas, se tornan protagonistas de las comidas, impidiendo la conversación familiar. Y es que siete de cada diez niños y niñas españoles comen al tiempo que ven la tele o manipulan una pantalla táctil o el móvil. Además según los datos ofrecidos por el estudio, los menores que utilizan con más frecuencia los dispositivos tecnológicos sufren mayor sobrepeso u obesidad que los que no lo tienen. Seguro.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios