El principal indicador de la Bolsa española subió ayer un 0,72% y recupera los 9.200 animado por el progreso en las negociaciones comerciales entre China y EEUU, y a pesar del nuevo rechazo del Parlamento británico al acuerdo con la UE. En línea con el resto de mercados mundiales, el selectivo español sumó 65,60 puntos hasta los 9.240,30, con lo que en la semana acumula unas ganancias del 0,44% y en el año, del 8,20%.

Todos los parqués del mundo entraron en positivo tras conocerse que las conversaciones comerciales entre Estados Unidos y China han terminado en Pekín de forma "constructiva" y que el país asiático ha presentado propuestas novedosas sobre la transferencia forzada de tecnología, uno de los grandes escollos entre las partes.

A la espera de nuevas conversaciones la semana que viene en Washington, el CSI chino sumó al cierre un 3,86% -animado también por buenos resultados empresariales-, Hong Kong un 0,96% y Tokio un 0,82%.

Los inversores estuvieron una sesión más pendientes del Brexit después de que el Parlamento británico rechazara por tercera vez el acuerdo pactado con Bruselas, con lo que el próximo 12 de abril habrá una ruptura desordenada a menos que el Gobierno británico pida una prórroga.

La noticia del rechazo hizo depreciarse a la libra hasta 1,302 dólares y 1,159 euros, pero no pesó en la Bolsa de Londres, que subió un 0,62%, ajena igualmente al efecto del Brexit en el crecimiento británico (1,4% en 2018, cuatro décimas menos que un año antes).

El resto de los mercados europeos terminaron también con ganancias, del 1,02% en París, del 0,97% en Milán y del 0,86% en Fráncfort.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios