Análisis

helena arriaza

¿Qué te pasa, Jordi?

La actual edición de Supervivientes está siendo extraña. Y no solo por los Pantojazos. Hay otros aspectos que llaman la atención y que en años anteriores no ocurrían. Uno de ellos es la actitud de Jordi González durante los debates que se emiten en Telecinco cada domingo por la noche. El presentador se muestra serio, impulsivo, cansado, harto. En ocasiones ha llegado a faltar el respeto a algunos concursantes y familiares con frases que no venían a cuento. Se ha contagiado un poco de esa arrogancia de Jorge Javier que a él no le pega nada. Esto ha provocado que gran parte de la audiencia critique en Twitter cada domingo su actitud. Teniendo en cuenta la trayectoria televisiva del presentador, es cuanto menos extraño que se muestre tan cansado.

Son varios los motivos que se vienen a la cabeza al pensar a qué puede venir este cambio. Su ausencia como presentador de GH VIP en septiembre del año pasado llamó la atención. Así como que en Mediaset no le den un programa en condiciones. Uno de sus últimos proyectos fue Hechos reales. Un espacio de actualidad que presentó durante el verano pasado en Telecinco y que supuso un fracaso absoluto en la cadena. Esto unido a que conduce un debate con monstruos televisivos difíciles de controlar hacen pensar que pueda estar cansado. Antes de Supervivientes Jordi se encargó de presentar los debates de GH Dúo y de sustituir en las galas a Jorge Javier Vázquez cuando este tuvo que ser ingresado. Ya ahí se veía que González estaba algo susceptible.

Pero es una pena. Porque si había un presentador educado, comprometido y profesional ese era Jordi. Quizá lo siga siendo, pero ahora mismo no es capaz de transmitirlo por televisión. En su momento hubiese sido incluso un gran candidato para sustituir a Mercedes Milá al frente de Gran Hermano. Fue el encargado de que el programa Más allá de la vida, el de la médium Anne Germain, no resultase tan estafador como realmente era gracias a que él estaba al frente. Y durante toda su trayectoria ha demostrado que es capaz de presentar programas de diferentes géneros, muchos de ellos de varias horas de directo. Menos mal que a Supervivientes ya le queda poco. Hay algunos presentadores a los que les va a venir bien un pequeño descanso. A ver si las vacaciones de verano ayudan al relax necesario para transmitir buena energía y empatía en televisión. Al menos hay excepciones tan buenas como Carlos Sobera. El nuevo ha llegado para destronar a los presentadores estrella del reality de superviviencia.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios