Málaga Hoy En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Análisis

francisco andrés gallardo

La salud, en la televisión, siempre importó mucho

En los tiempos de monopolio imperial de TVE triunfaban en audiencia y prestigio espacios como Escuela de salud (el debut de Manuel Torreiglesias con sus dudosas intenciones publicitarias posteriores) o Más vale prevenir, con la sonrisa de Ramón Sánchez Ocaña. El público, que suele tender a lo hipocondríaco, devoraba con interés las entregas de los viernes. En Antena 3 Radio los oyentes descubrieron al doctor Bartolomé Beltrán, en sus alocuciones nocturnas de La salud es lo que importa, formato que se trasladó a la TV y que aún se halla a deshoras por Nova. Y por todas las cadenas generalistas de la radio pasó La rebotica, con el infortunado Enrique Beotas (falleció en el accidente ferroviario de Galicia de 2013).

La salud y la enfermedad son asuntos de obligada divulgación en la pantalla. Su repercusión en el público dependen del enfoque y en este caso no vale la intención sensacionalista porque el espectador sólo se acerca a sus propios temores si nota que hay rigor y formalidad. Es difícil sostener de otra forma la línea de un espacio que se dedique a las dudas sanitarias y a la promoción de costumbres saludables. No nos gusta que nos recuerden lo que debemos hacer salvo si lo hace un amigo.

El tiempo del coronavirus es complicado para los aprensivos. La enfermedad, de manera inevitable, nos ha anegado en una riada sin escapatoria. Y todo el mundo es experto en microbiología y ahora todos tienen la solución.

Andalucía, por fortuna, ha sido una zona donde el virus no ha asestado con la incidencia de otros lugares cercanos. En Canal Sur con Salud a día llevan 20 años peleando por la divulgación y por el respaldo a un sistema sanitario público que está siendo tan ejemplar y necesario como ya sabíamos. Es un espacio optimista con cientos de miles de espectadores acostumbrados a los buenos hábitos. Pero eso sí, llega el coronavirus y Canal Sur lo mutila, lo suspende o lo sustituye por películas de Lina Morgan. Así es el servicio público...

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios