Analfabetos

El comentario ha dejado pasmados a sus compañeros del sur en víspera de elecciones

En conocimiento a los diez años no garantiza sapiencia de mayor. Isabel García Tejerina lo ha demostrado. Nadie aprende en cabeza ajena y a la ex ministra no le sirvió la metedura de pata de Ana Mato tachando de analfabetos a los niños andaluces. Da igual estudiar en Madrid o Valladolid, lo que natura no da, Salamanca no presta. Y de Despeñaperros para arriba, el PP no sabe hacer campaña en Andalucía sin generalizaciones que alimenten el estereotipo de una sociedad inculta y sometida a un gobierno caciquil. Sigue sin entender que es imposible construir España ridiculizando a una parte, al albur de su interés electoral.

El comentario ha dejado pasmados a sus compañeros del sur en víspera de elecciones. Bonilla y Zoido, aunque estudiaron en colegios andaluces, saben que así nunca saldrán de delegados de clase. Demostrando mayores entendederas que su correligionaria vallisoletana, han desautorizado sus declaraciones. Pero rectificar es de sabios e ignoro a qué escuela fue el secretario general de los populares. Para García Egea, el problema no es atender a casi tantos alumnos como la población de Castilla-León. Que la despoblación de ese territorio obligue a una media de alumnos por aula mucho más baja. O que la población extranjera en Andalucía suponga centros con niños de hasta treinta y tres nacionalidades, que no siempre dominan el castellano aunque cuenten en las estadísticas. Según esta cabeza pensante, el problema es que "el gobierno andaluz se gasta más en prostitución que en educación". Desconozco si estudió en un colegio de Murcia, donde los niños saben lo mismo que en el resto de España porque los planes educativos los fija el Gobierno central, con un mínimo margen autonómico. Allí, como aquí, saben comparar cantidades y su comentario es de cero en matemáticas. Sin hablar de Ética o Religión. Como el nivel de la clase no da el mínimo, Casado, que estudió en un privado de Castilla-León, no ha querido hacer diferencias y ha dado aprobado general. Lo que es como marcar todas las contestaciones en un examen de múltiples respuestas. Aciertas, pero te suspenden por listillo. Para entenderlo, basta recordar que hace unos días reivindicó la financiación privada al descubrimiento de América. Ignora la reciente investigación de la Universidad de Huelva sobre su financiación mediante el incremento de la presión fiscal. Le rompía su relato ideológico y eso sí es de nota.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios