LA mejor página diaria de la prensa española no se escribe en Madrid, sino en Barcelona. La Contra de La Vanguardia siempre nos regala algo, nos sorprende, nos hace reír, llorar o ambas cosas a la vez, nos convence, nos ilustra y nos obliga a reflexionar. Ningún otro periódico nacional -mira que lo han intentando- ha conseguido dar con la receta mágica de esa página que siempre se acaba con la sensación de que nos ha hecho mejores. Se la reparten tres experimentados periodistas, Víctor-M. Amela, Ima Sanchís y Lluis Amiguet, un trío que parece competir por encontrar personajes cada vez más interesantes, conocidos o no, a los que hacerles preguntas cada vez más cortas pero cada vez más certeras. Porque el protagonismo de una entrevista siempre lo debe tener el entrevistado, al contrario de lo que piensa más de uno.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios