Diario de una cuarentena (IX)

Después del triquini de hace unos años, se impondrán los 'hula-oops' con tirantes

Octava semana de encierro sin jugar con el oval. Aprovechando que se puede salir a andar, la Asociación Española de Clubs de Rugby Playa acaba de mandar a paseo las series de este verano. Al final resulta que estos animales son más prudentes que la Concejalía de Fiestas del Ayuntamiento de Málaga, que continua con la contratación de la limpieza y los espectáculos de la feria. "Aún tenemos tiempo para decidir…dependiendo de las decisiones que vaya tomando el gobierno". Según sus responsables, "a lo mejor puede haber feria de otra forma".

Es decir que, tenemos un plan B, aunque aún no lo conozcamos, porque nadie lo ha explicado. Como en esta crisis no se puede improvisar, los ayuntamientos costeros ya estudian dividir la playa en cuadriculas donde encasillar a los bañistas (sin vulnerar su derecho al libre desplazamiento playero), que luego se irán a la feria, también cuadriculada. Si no fuera porque, en Málaga, feria y playa son la misma concejalía, juraría que falta comunicación. En los espectáculos públicos, están proponiendo reducir los aforos a un tercio. El problema de aplicar esta regla a la feria es que infinito dividido entre tres sigue siendo infinito y se desconoce dónde tiene las puertas el campo. Así que para mantener el distanciamiento harán falta EPI.

Después del triquini de hace unos años, se impondrán los hula-oops con tirantes. Con el pecho descamisado y un Borsalino por sombreo, el conjunto será tendencia y coherente con la propuesta de "ir más separado" que pensamos para salvar la Semana Santa. Además, mientras que se garantiza su distribución entre toda la población de riesgo, todo feriante llevará un vaso de Cartojal en cada mano para impedir que se toque la cara. Vistos los hábitos de los participantes, será fácil que acepten la medida y la bodega ha asegurado el suministro, para el que llevan preparándose todo el año. El maltrato del gobierno central dejando a Málaga en la fase 0 mientras pasa a Huelva a la 1 es injustificable después de que la Junta presentará un memorándum de un folio para explicar su propuesta sui géneris de cambio de fase a la carta y permitiera que los expertos prestaran atención a los 230 de Valencia (a la que han debido castigar por pesada, aunque la gobierne los mismos). Una intolerancia que ha impedido que los vecinos de Málaga vayamos de caña a otra comarca y demostremos que otro tipo de feria es posible.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios