Málaga Hoy En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Aunque la mayoría de los analistas se dedican estos días a valorar y juzgar sobre quien ha tenido más culpa en la falta de acuerdo entre el PSOE y Podemos, yo creo que eso no es lo relevante.

Para mí, lo relevante es que España vive un bloqueo desde hace varios años (desde 2015) a causa de una enorme red de líneas rojas que ha minado la política institucional española. Y como sucede cuando se siembra de minas un territorio en un conflicto bélico, el trabajo de desminar requiere esfuerzos y conlleva el riesgo de efectos colaterales que hay que asumir (y minimizar).

Ahora, el esfuerzo de todos debe centrarse en desminar y limpiar de líneas rojas el terreno de la política pública; para ello, es imprescindible centrarse en aquellos aspectos de nuestra convivencia y bienestar que requieren recuperar la normalidad institucional para, a continuación, trabajar de inmediato en la búsqueda de amplios consensos.

Esta investidura fallida supone un fracaso que muy probablemente decepciona y molesta a la mayoría de la sociedad. La hipótesis de una repetición electoral en noviembre cosecha malestar y desagrado en buena parte de la ciudadanía.

Pero esta investidura fallida interpela a todos los grupos parlamentarios porque todos tienen una llave en su mano para evitar que se produzca una repetición de las elecciones. Interpela a todos y por ello, conviene trabajar para convertir en una oportunidad este fracaso colectivo.

Yo me sumo al objetivo de una nueva investidura que, teniendo como es lógico un programa de Gobierno basado en las propuestas del PSOE por haber ganado las elecciones el 28 de abril, aborde también varios acuerdos de Estado en torno a reformas pactadas en el sistema de pensiones, el modelo territorial de España, el sistema educativo, el cambio climático y la transición ecológica, el modelo de relaciones laborales o la fiscalidad, entre otras.

Si estos acuerdos de Estado necesarios para asegurar el futuro de nuestro bienestar no justifican y condicionan un cambio de la posición de todos los grupos que con su voto han impedido la investidura, entonces, apaga y vámonos.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios