La ciudad y los días

Carlos Colón

ccolon@grupojoly.com

Licencia para insultar

Con mucha razón Margarita Robles, refiriéndose a los gritos y abucheos contra Pedro Sánchez en el desfile de la Fiesta Nacional, ha dicho que "en la España actual, plural y tolerante, caben todos y sólo pueden sentirse excluidos aquellos que hacen del insulto, de la descalificación, del abucheo su forma de expresión". Totalmente de acuerdo: Pedro Sánchez es el presidente del Gobierno y por ello se le puede y debe criticar con todo el rigor que su responsabilidad exige, pero nunca llegar al insulto. Y menos en un acto público que tanto respeto debería suscitar a quienes allí voceaban.

El problema es que si esto sucedió el pasado viernes, el día anterior el propio Sánchez y Pablo Iglesias firmaban el acuerdo sobre los Presupuestos Generales del Estado en el que, entre otras cuestiones que nada tienen que ver con los presupuestos, se incluía la modificación de "los artículos del Código Penal que hacen alusión a los delitos de ofensa a los sentimientos religiosos e injurias a la Corona" para salvaguardar -dicen- la libertad de expresión. Con lo que la crítica de la señora Robles provoca perplejidad.

¿Acaso no caben en España "quienes hacen del insulto, de la descalificación, del abucheo, su forma de expresión" y sí caben Willy Toledo y sus gravísimos insultos a la religión y los sentimientos religiosos, el rapero Valtonyc cuando canta -o lo que sea- "a ver si ETA pone una bomba y estalla", "La Constitución se viola como una puta" o "un pistoletazo en la frente de tu jefe está justificado" y su colega Pablo Hasél cuando dice "merece que explote el coche de Patxi López" o "no me da pena el tiro en tu nuca, pepero"?

El pasado 20 de septiembre el Grupo Parlamentario Confederal de Unidos Podemos-En comú Podem-En Marea presentó una proposición no de Ley relativa a la libertad de expresión en la que solicitaban que se adopten las medidas necesarias "para que en el plazo de 6 meses" se proceda a la "derogación o reforma" de delitos e infracciones contra -entre otros--la Corona, los sentimientos religiosos o España, sus símbolos y sus emblemas. Pues mire usted por donde: lo han logrado en menos de un mes. Listos que son. O tonto quien se lo consiente. ¿Podrá defender Margarita Robles como libertad de expresión los insultos a las creencias y a la Corona al tiempo que condena los abucheos a Pedro Sánchez afirmando que "quienes insultan no caben en España"?

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios