El cuentagotas

Eugenio / chicano

Paco Montoro

ES obvio deducir que el éxito de un escrito radica en la elección de su pretexto. Conocí a Paco Montoro allá por los últimos 50; él dejaba su Jaén natal para dirigir las obras de las canalizaciones de los riegos del Guadalhorce aquí en Málaga. Desde el primer momento supe que había encontrado a un amigo. Paco es de esos andaluces pastueños, sabios, cabales, elegantes, íntimos. Parafraseando al poeta, pienso que "tardará mucho tiempo en nacer, si es que nace, un andaluz tan claro, tan rico de aventura...". Como decía Luis Rosales: "Lo importante es coincidir" y con Paco coincido. La presencia de Odile, su gala mujer, ha teñido de finura y universalidad sus conceptos, sus límites, su misma idiosincracia. Nos gusta ese flamenco sin lunares ni aspavientos. Serio, con duende y ángel; largo o pellizcao pero de verdad. Criticamos lo envasado como los adolescentes critican sus libros de texto. Si tienes dudas, Paco te da norte. Hoy hablamos por teléfono y me regaló esta letra: "En aquel rincón/ hay un barril tapao,/ Dios quiera que sea/ de vino amontillao."/ Dios te bendiga, Paco Montoro.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios