Málaga Hoy En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Parlamento de las tentaciones

Al final, Pablo ha sido seducido. Pedro le ha descubierto una parte de su ser que estaba oculta

No pudo ser. El paso por el parlamento de las tentaciones para comprobar si su relación tenía futuro les ha demostrado que se trataba de un amor imposible. Ella entró primero en el de las chicas, donde su tentadora mostró unas dotes de seducción tan cortas como sus ganas de ser seducida. Su amor era puro, y tres años y medio después, ambas decidieron continuar en la cámara, cada una por su lado. Y allí siguen, buscando unos minutos de televisión que vuelvan a convertirlas en unas celebrities. Pero a diferencia de los participantes de First Dates, ninguna ha manifestado que no le importe tener a la otra como amiga. Su relación merece una hoguera de la confrontación. Ante la cámara, la tensión sexual que se respira es capaz de dejar al gobierno compuesto y sin novia que se le oponga.

Por el contrario, Pablo ha rehecho su vida. Tras abandonar el aburrido reality show del parlamento europeo para participar en la XI, XII y XIII temporada de un congreso de chicos cargado de testosterona, en el que el interés principal era ver quién tenía el músculo más grande, solo la amenaza de quedarse fuera de la próxima edición permitió vislumbrar una actitud más receptiva.

Al final, Pablo ha sido seducido. Pedro le ha descubierto una parte de su ser que estaba oculta y él ha decidido explorarla sin prejuicios. Teresa no ha sido capaz de soportarlo y ha roto su relación con Pablo. Pensaba que podía ser el hombre de su vida, y cariño, como ha declarado en el vídeo en el que han explicado su ruptura ante toda España, le tiene, pero ya no siente lo mismo. Verlo hacer manitas con Pedro delate de todos ha sido muy fuerte. Pero, como en las parejas fallidas de First Dates, ella no piensa que eso signifique que no puedan seguir encontrándose y él está seguro de que eso volverá a ocurrir. Es más, Teresa desea equivocarse respecto a su preocupación con el cogobierno de Pablo y le desea toda la suerte del mundo en su nueva relación. El vídeo, al que solo le ha faltado un corazón rojo pintado sobre una pared de madera, ha estado plagado de cruces de miradas solicitándose un perdón mutuo. Como ambos manifestaron, es una verdadera satisfacción que un noviazgo de tantos años acabe de tan buenas formas. Solo se han echado en falta los dos pajaritos volando en direcciones opuestas. En el Mujeres y hombres y viceversa de las próximas elecciones veremos que hay de real en esta historia.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios