Yo a Pedregalejo, tú a la casona

En 1990, el PP inició en Palma-Palmilla la campaña a las andaluzas. Querían quitarse el tic derechista

La elección del lugar donde arranca una campaña electoral suele ser simbólico. Una señal que se envía a los votantes. En 1990, el PP de Málaga quería quitarse el tic derechista, el de señoritos que jamás conectarían con un electorado virado a la izquierda y que los miraba con recelo. En la cita con las urnas para el Parlamento andaluz, el cabeza de lista Manuel Atencia y su, entonces inseparable número 3, el cardiólogo José Manuel Gómez Angulo, decidieron irse hasta la barriada Palma-Palmilla para comenzar la tradicional pegada de los carteles. Con ese gesto, ¿quién podría reprochar a los populares que se no preocupaban por los más desfavorecidos?

El ensayo, sin embargo, se consideró una excentricidad y los candidatos acabaron buscando a los periodistas por el centro de la capital, la zona donde el resto de los partidos había resuelto iniciar la carrera, para hacerles declaraciones. Prácticamente se habían quedado solos en su novedoso empeño. En 2007, la candidata del PSOE a la Alcaldía Marisa Bustinduy se subió a un globo aerostático en Huelin y tras superar no pocos problemas con la aeronave pudo dirigirse con un micrófono a los militantes allí congregados. El globo se elevaba entre diez y veinte metros. La altura más cercana a la Casona del Parque que alcanzó en su trayectoria la hoy senadora socialista. Francisco de la Torre presumía entonces de la peatonalizada calle Larios y desde allí pidió el voto para darle “alas a Málaga”. Cuatro años después, la candidata del PSOE María Gámez se fue a una playa y soltó 200 globos con buenos deseos para la ciudad. El resultado posterior fue el mismo que su predecesor. Las iniciativas dependen mucho de cómo sople el viento.

Dani Pérez colocó su púlpito en el inicio de la campaña frente a la sede del Ayuntamiento de Málaga, para que queden claros sus objetivos desde el principio. De la Torre escogía Pedregalejo, más que como reivindicación como propósito de contrición. El bastión del Este que el PP tanto ha desatendido y que puede propiciar su caída.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios