Málaga Hoy En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Punto de vista

José Ramón del Río

jdel35@hotmail.com

La apertura de las Cortes

No hace falta que aplaudan al Rey, basta con que se comporten y muestren respeto a la institución

Hay quien dice que esta sesión de las Cortes Generales, que abría la XIV Legislatura, ha sido mejor que la anterior. Y eso que los diputados de ERC, JxCat, EH Bildu, la CUP, BNG leyeron antes de comenzar, en un lugar aparte, en catalán, gallego, castellano y euskera un manifiesto contra la Monarquía, llamando "franquista" al Rey, y luego se marcharon del acto, por estar presidido por un Monarca que no les representa, porque "no respeta la voluntad popular, la libertad y la democracia" (sic). Que se sepa, ninguno de los 29 diputados y 20 senadores presentes en la lectura del manifiesto (que suponen el 8% de los diputados y senadores) han devuelto a sus respectivas cámaras las indemnizaciones por desplazamiento, ni sus sueldos por la asistencia, que acaban de aumentárseles. Estos diputados y senadores no acatan la Constitución, al menos en el párrafo 3º de su art. 1, donde dice que "la forma política del Estado español es la Monarquía Parlamentaria". No hace falta que aplaudan al Monarca, basta con que se comporten mostrando el respeto que se merece la presidencia de cualquier institución, por ejemplo el presidente de una República.

Por eso, no sé donde está la mejora del clima de esta sesión en comparación con otras anteriores. Supongo que los que así lo ven la encuentran en que dirigentes de Podemos y de IU aplaudieron la intervención del Rey, cosa que no ocurrió en la anterior Legislatura, pero es que esos dirigentes hoy forman parte del Gobierno y si se está en coalición hay que imitar (o acompañar, si se prefiere) lo que hace el presidente del Gobierno. Del resto, ninguno aplaudió.

Sanchez está cumpliendo los compromisos que asumió para ser investido presidente. Hoy está prevista la reunión del presidente del Gobierno con Torra (si no se suspende por la operación de su esposa), que sigue de presidente de la Generalitat y convocada gracias a la gestión de Rufián, cuando Sanchez quería posponerla para después de la elecciones catalanas. Ya ha dicho Torra lo que le pedirá en esa reunión a Sánchez: que el Estado pida perdón a Cataluña por la aplicación del 155 y por la "represión" que ha ejercido, con penas de hasta 13 años de cárcel. Y esto cumplido, que se celebre un referéndum de autodeterminación en Cataluña y la concesión de una amnistía para todos los condenados. La ministra portavoz dice que el dialogo ha de ser "constructivo, imaginativo y empático", como lo fue el de Suárez con Carillo, para sacar adelante la Constitución del 78. Y ahora para cargársela.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios