Luces y sombras

El cambio del recambio o el cambiazo

En estos días de campaña interna de las primarias del PSOE de Málaga, los discursos denotan la pobreza de ideas

Los malagueños del PP Juanma Moreno y Elías Bendodo, por fin, profetas en su partido en Andalucía, aupados por la efervescencia de las encuestas, sus contrarios culminan hoy la búsqueda de un líder que, suceda lo que suceda, no aparecerá ante la militancia surfeando sobre una ola.

No le ha debido hacer demasiada gracia a Dani Pérez, el favorito principal en esta -a priori- desequilibrada pugna de las primarias del PSOE de Málaga, escuchar esta semana a la vicepresidenta primera del Gobierno, Nadia Calviño, calificar de "fenómeno" al alcalde de Málaga. La razón para el halago, sus insistentes llamadas al Ejecutivo para intentar atraer inversiones extranjeras para la ciudad. De la persistencia del regidor pueden dar fe un buen puñado de ministros damnificados miembros de los ejecutivos de las dos últimas décadas. Algunos evitaban incluso compartir trayecto en el coche oficial, conscientes de la brasa que recibirían.

Pero Pérez, si Pedro Sánchez no lo remedia ofreciéndole a Francisco de la Torre el puesto de Defensor del Pueblo que en 2018 Rajoy intentó que ocupara, se enfrentará en las elecciones municipales de 2023 a ese mito. Y las posibilidades, a día de hoy, de perder son muy altas como bien conoce. Sólo que esa hipotética derrota la podría encajar por partida doble: como candidato a la alcaldía y como secretario provincial del PSOE, si vence al regidor de Ojén José Antonio Gómez.

Sin algunos de los principales ayuntamientos de la provincia; sin la Diputación; con el elevado riesgo de quedar por debajo de los populares cuando se convoquen las urnas para la Junta de Andalucía... el panorama al que se enfrenta el PSOE malagueño no resulta muy esperanzador. Pero en estos días de campaña interna, poco ha trascendido del debate de fondo sobre qué pueden ofrecer los socialistas malagueños en 2021. Al contrario, una discusión sin sustancia, con el interés por repartir las cuotas de poder, con lugares comunes y clichés en los discursos que denotan la pobreza de ideas. Que ambos son los candidatos de la militancia, aunque llevan doce años en cargos públicos. Por eso la pondrán en el centro de sus pensamientos y la consultarán cada dos por tres. Que se reunirán una vez al mes o al trimestre con los alcaldes. Y que socialismo es feminismo. El impulso del cambio dice Dani Pérez que lleva como número 2 al presidente actual del partido,susanista como él hasta que se pasó al redil de Juan Espada. Cambio, recambio o cambiazo.

Mientras, el PP de Juanma y Elías a lo suyo. Pragmatismo y gestión, sazonados con salsa de andalucismo. De economía entienden los empresarios y para talento, el del mejor panadero del mundo.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios