Calle larios

Pablo Bujalance

La ciudad no sería lo mismo sin ti

EL otro día me dio por tomar un café en el Málaga Palacio, por aquello de dar a la tarde un cierto toque de distinción, y me disponía al primer sorbo cuando me topé en el posavasos con una leyenda que llamó poderosamente la atención: "La ciudad no sería lo mismo sin ti". Así, con todas las letras. Y sin más explicaciones. Claro que en una ciudad como Málaga semejante lema podría entenderse de diversas maneras: oigan, cabría decir, de los enchufes en la Diputación y de lo del Plan del Puerto yo no tengo la culpa. A mí que me registren. Pero, en su sentido estricto, la advertencia me pareció un poderoso alegato en favor del ciudadano, que al fin y al cabo es quien hace la ciudad. Aquí hay que imaginar a Picasso dibujando sus primeros garabatos guiado por la tierna mano de su padre para que alguien se decida a restaurar la antigua Escuela de Bellas Artes. Los potenciales usuarios de esos espacios rehabilitados (el Ateneo lleva años queriendo instalar allí una biblioteca y devolver al aula principal su estado original) importan mucho menos. Así que está bien que alguien reconozca el mérito al malagueño anónimo y cabizbajo, vulgar contribuyente y pagador de impuestos, eh, muchacho, que este negocio se iría al garete sin ti. Aunque sea un posavasos. A los representantes institucionales este tipo de detalles se les parece haber olvidado junto a la vieja consigna democrática de que no son ellos los mandantes, sino los mandados.

Decía el otro día Bernardino León Gross que Málaga debe reinventarse como han hecho otras grandes ciudades españolas. Tiene razón. Pero distingo dos condiciones sine qua non: una es la solución a la cochambre del Guadalmedina, sin la que Málaga seguirá pareciendo un disparate urbano anclado en el XIX. Y la otra es que se dejen de buscar excusas para esa reinvención fuera de los propios malagueños, que son quienes luego pagan la incompetencia de sus representantes.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios