EL Ministerio de Fomento y el Gobierno andaluz han firmado teóricamente esta semana, por separado y sin publicidad, el esperado protocolo de intenciones para desarrollar un convenio de cooperación que permita en el futuro construir el llamado tren litoral de la Costa del Sol, la infraestructura de transporte pendiente más necesaria para la el litoral malagueño y a la que se le atribuye un coste de unos 5.000 millones de euros. El ferrocarril, en primera instancia, permitiría conectar Málaga y Marbella, ésta última una de las ciudades turísticas más importantes de España y que incomprensiblemente carece todavía de este medio de locomoción. La evidencia de que la presentación prevista del acuerdo en plena campaña por las dos Administraciones gobernadas por socialistas podría haber incurrido en algún ilícito electoral provocó a última hora que las dos gobiernos concernidos dieran marcha atrás a sus intenciones iniciales. En su lugar se ha emitido una nota de prensa que no sirve para despejar los interrogantes que afectan a esta línea proyectada por la Junta de Andalucía hace una década y que ahora el propio Ejecutivo central acaba de dejar fuera de los proyectos urgentes para el corredor ferroviario del Mediterráneo para mercancías y pasajero, que acaba de aprobar la Unión Europea. A estas alturas sólo se ha difundido, algo que por otra parte ya se conoce desde hace dos años, que se creará una sociedad mixta con representación en porcentajes no aclarados de ambos gobiernos, así como de Renfe y Adif, el organismo gestor de infraestructuras ferroviarias y, lo más determinante, no se especifica cómo será posible financiar esta gran obra. La Junta ha indicado que el trazado dispondrá de 85 kilómetros, por lo que no prevé una conexión con la Axarquía. Y, además, se da por bueno el tramo ya ejecutado del desdoblamiento del Cercanías a Fuengirola, lo que descartaría el ramal alternativo barajado para que alguna vez el AVE pudiera alcanzar Marbella. Después de tantos años de espera, las prisas ahora de Fomento y de la Junta han sido muy malas consejeras.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios