Las fichas del dominó

En la Diputación también se ha despejado el panorama. Francis Salado consolida sus opciones para ser también candidato

En el juego de la política todas las piezas deben encajar como en un dominó. Pero el final sólo se despeja con el último movimiento. Elías Bendodo, el nuevo consejero de Presidencia, ha realizado esta semana una batida en las dos instituciones que más conoce: la Diputación y el Ayuntamiento de Málaga. Pero lo interesante es comprobar las razones del movimiento de algunas fichas.

Bendodo colocó en el Consistorio varias piezas fundamentales que debían servirle de avanzadilla cuando se produjera el relevo de Francisco de la Torre. Mario Cortés, Elisa Pérez de Siles, Raúl Jiménez y, en teoría, Carlos Conde. Posteriormente accedió a la Casona del Parque Carmen Casero en sustitución de la dimitida Paqui Bazalo. Casero y Jiménez acaban de ser rescatados para el Gobierno andaluz por el consejero de Presidencia. El jefe no quiere correr peligro alguno con ellos en la elaboración de las listas para las elecciones de mayo.

Con los caminos despejados, el alcalde tendrá manos libres para confeccionar la candidatura y no es cuestión de correr riesgos con los aludidos, dado el desafecto que le profesa a su mentor. Conde, inmerso en la batalla soterrada entre los dos líderes ya no tiene adscripción clara y Cortés es uno de los pocos concejales a los que el regidor respeta como profesional. Aunque dado el escaso conocimiento que el alcalde posee de su propio partido tendrá que pedir ayuda para reclutar personal.

Ahora Francisco de la Torre ya se tendrá que enfrentar al dilema del que ha huido estos años: designar a un número 2 en la candidatura al que reconozca como su sucesor, si consigue conservar la Alcaldía. Y preparar, de verdad, su relevo. Un desafío muy complicado dadas las condiciones que el munícipe exige a la persona llamada a continuar su legado.

En la Diputación también el PP ha terminado por aclarar el panorama. Se especuló con un salto desde las Alcaldías de Antequera o Estepona pero, finalmente, Francisco Salado consolida sus opciones para ser el candidato al organismo provincial tras las urnas de mayo. Aunque un anuncio de este tipo le mermaría posibilidades de repetir como alcalde en Rincón de la Victoria. Su dedicación provincial siempre ha levantado muchos recelos entre sus propios votantes.

De la Diputación también se ha llevado Bendodo a la vicepresidenta Ana Carmen Mata. Y no lo ha podido hacer, por cuestiones internas de partido, con Jacobo Florido, que anhelaba uno de los puestos más vistosos y lucidos del organigrama del Ejecutivo andaluz. Como compensación, Salado le ha aupado a una vicepresidencia de la Diputación. Y falta el puerto. Entonces tendremos completo el dominó.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios