Las dos orillas

La lealtad del PSOE de Susana

En un maravilloso alarde de cinismo, Susana Díaz pidió que repartan las mascarillas gratis en Andalucía

Podemos entender que los partidos no dicen lo mismo cuando están en el poder o en la oposición. Podemos entender que para el PSOE de Andalucía, que ha gobernado aquí tantos años, el momento es de duda existencial. Particularmente, porque un político puede estar en la oposición para llegar al poder (como le pasó a Pedro Sánchez, o antes a Rajoy y Zapatero; y en Andalucía a Juanma Moreno), pero pasar del poder a la oposición es duro y se hace cuesta arriba. Porque existe un pasado. Por eso sorprende la oposición de Susana Díaz a la Junta en la crisis del coronavirus. Un ejemplo: ha pedido que repartan mascarillas gratis en Andalucía.

¿Y por qué no eran gratis en el estado de alarma, cuando ni siquiera se encontraban? El Gobierno impuso el actual precio máximo. Después el Congreso aprobó una proposición no de ley (con la oposición del PSOE y Unidas Podemos), para pedir al Gobierno que bajen el IVA de las mascarillas del 21% al 4%. El Gobierno lo rechaza, "porque la UE no lo permite". Pues el partido que no baja el IVA de las mascarillas, en un maravilloso alarde de cinismo, pide por boca de Susana que se repartan gratis en Andalucía. Y en Extremadura, Baleares y Aragón, donde mandan ellos, ¿por qué no?

Con esto se nota la oposición tan leal que hubieran planteado el PSOE y Unidas Podemos si el Gobierno de España lo hubiera ejercido el PP en tiempos de la pandemia. Con Mariano Rajoy, pongamos por caso. Hubiera ocurrido lo mismo que en las elecciones gallegas. Acudieron Pedro Sánchez, Pablo Iglesias y otros ministros a despotricar contra Alberto Núñez Feijóo. A pesar de que Galicia fue la primera comunidad en la desescalada y una de las que mantiene menor tasa de muertos. Parecía que el brote de A Mariña lo había ocasionado Feijóo. Cuando era un tema menor, sin casos graves, más allá de que un grupito de ciudadanos no pudiera votar, como también sucedió en el País Vasco con el brote de Ordizia. Por supuesto, desde que votaron, ya no le importa a nadie el brote de A Mariña. Tratar a la gente como imbéciles tiene consecuencias, no crean que todo cuela. Feijóo les ha vuelto a ganar por goleada, precisamente porque es un político avalado por una gestión.

También ha llamado la atención un tuit de Rodrigo Sánchez Haro, portavoz adjunto del Grupo Socialista en el Parlamento Andaluz, planteando a la Junta que decrete un confinamiento ya en Andalucía porque los datos son gravísimos. Peores que en marzo, dijo. ¿Esa es la lealtad que pedían?

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios