Crónica personal

Pilar / cernuda /

A pie de calle

ES nacionalista catalán y ha pasado un par de días en Madrid por cuestiones profesionales. Trabaja en el sector de los hoteles y conoce muy bien qué se respira en la calle y qué piensan los que visitan Cataluña en los últimos tiempos, tanto los extranjeros como los que proceden del resto de España.

"Todo esto no tiene sentido. Me siento catalán hasta la médula como millones de catalanes, y quiero más capacidad de decisión de nuestras instituciones, Cataluña no es igual que el resto de las autonomías y creo que se nos tendría que haber reconocido nuestra singularidad cuando cuajó el Estado autonómico. Pero esto de la consulta, y no digamos de la independencia, es un absoluto disparate se mire por donde se mire. Me siento catalán, pero no concibo no sentirme español".

"Artur Mas y Esquerra han roto la convivencia. En mi familia poco a poco hemos puesto excusas para no celebrar las reuniones de antes, hartos de las tensiones que se producían. Sólo nos vemos el día de la Mercé, porque coincide con el santo de mi suegra, y en el almuerzo de Navidad. Y está prohibido hablar de política. Y eso mismo ocurre en cantidad de familias de amigos, que refieren no verse por miedo a que se produzcan rupturas imposibles de recomponer. ¿Que por qué no nos plantamos ante los independentistas? No es tan fácil. Tanto Sociedad Civil como Libres e Iguales tienen más simpatizantes de lo que parece, pero sumarte públicamente a ellos puede provocar situaciones incómodas. En mi caso no hay miedo a perder el trabajo, pero hay mucha gente que se vería en dificultades. En el mejor de los casos, con caras largas y comentarios incómodos. Somos cantidad los que pensamos que esto es una locura, pero se ha asentado tanto la historia del derecho a ser consultados y el derecho a decidir sobre nuestro futuro que incluso te arriesgas a que te llamen facha si te atreves a insinuar que la consulta está absolutamente tintada de independentismo".

"¿Pujol? Claro que ha hecho daño a los independentistas, y su intervención del otro día aún más, con ese tono de dignidad ofendida que era un insulto a la inteligencia. Mas no puede pronunciar palabra Pujol, le debe todo, pero me cuentan que en privado ha hecho algún comentario sobre la familia Pujol que no es precisamente de apoyo. Con la historia de la supuesta herencia del padre, y sobre todo con la ocultación durante más de 30 años, ha caído un símbolo ".

"¿Qué pasaría si se pudiera celebrar un referéndum sobre la independencia? No tengo dudas: en Cataluña saldría el no...".

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios