vivienda Las cuatro mejores zonas donde vivir en Málaga

FÚTBOL Histórico Málaga CF: Nunca había jugado con tres menores de edad

La colmena

Magdalena Trillo

mtrillo@grupojoly.com

La siesta, a 27 grados

Deberíamos criticar las medidas energéticas del Gobierno, pero por limitadas y conservadoras

No es ninguna locura echarse la siesta con el aire a 27 grados. He decidido poner a prueba en casa el polémico decreto del Gobierno y, a falta de comprobar si servirá para ahorrar en la factura de la luz, admitiré que no se está mal... Hace una semana pensé que deliraban: que en Europa no saben que toda España se ha apuntado este verano a las olas (extremas) de calor y que hay regiones como la nuestra donde ya coqueteamos con el clima del Sahara. Hoy creo que lo más importante del plan energético tiene que ver con gestos tan insignificantes como el que acabo de relatar. Con subir unos grados el termostato. Con asumir en nuestro día a día, laboral y doméstico, que la electricidad es un recurso tan escaso como el agua.

Seamos serios. Cuando Díaz Ayuso advierte que "Madrid no se apaga", lo que debería decir es que "la Gran Vía no se apaga". ¿Ese es todo el problema? ¿Su precampaña a las autonómicas? ¿Un nuevo episodio de su (rentable) batalla por las libertades y el Club del Chuletón? Si somos conscientes de la gravedad de la crisis climática con que Rusia ha decidido atizarnos en invierno (lo único que ha hecho la guerra de Ucrania es intensificar un problema estructural y crítico a nivel global), deberíamos criticar las medidas del Ejecutivo de Sánchez, pero por limitadas y conservadoras. Porque llegan tarde y se quedan cortas. Porque llevamos años sin creernos lo de la "eficiencia energética", sin asumir el desafío de las renovables y sin preocuparnos por despilfarrar kilovatios. En lo público y en lo privado.

Pero un frente es el de las formas (el de la política) y otro el del fondo. Es lo que explica que el PP no siga la línea dura de la presidenta madrileña, con su anuncio de recurrir al Constitucional por un conflicto de competencias. El Gobierno de Juanma Moreno, después de enarbolar la bandera del ecologismo y hasta crear una Consejería de Medio Ambiente y Economía Azul, no tenía más opción que dar una patada hacia adelante: se mirará lo relativo al comercio, pero se cumplirá la ley. Más incluso. Y es que la intención de la Junta es desarrollar más medidas para superar el 7% de ahorro impuesto por Europa.

Apagar un escaparate a las diez de la noche será una anécdota dentro de unos meses. No lo será, sin embargo, ni el precio ni la escasez de la energía como no lo es ya el impacto del cambio climático. ¿Sabían que también estamos sufriendo olas de calor marinas? Sí, este verano el agua del mar "está buenísima", pero en el Cantábrico está matando al mejillón…

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios