Málaga Hoy En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Menos torras, andalucistas

Quizá sea bastante más probable que simplemente nos estén tomando a todos por unos completos primos

Esta es nuestra semana grande del andalucismo. Todos nuestros líderes tocan a blanquiverde, y el objetivo es llegar el viernes con el maillot de líder de las esencias andaluzas. Pero, ¿qué leches es el andalucismo? Teresa Rodríguez va a fundar un partido andalucista, Bendodo dice que este es el gobierno más andalucista de la historia, y uno sigue sin saber qué demonios es eso. Joyce decía que patria es el lugar donde un hombre puede vivir bien si trabaja. Y eso, por ejemplo, ya no cuadra mucho con Málaga. Tener un trabajo no te asegura vivir bien, ni siquiera poder pagar el alquiler. ¿De que se ocuparán entonces los andalucistas?

Ateniéndonos a Teresa Rodríguez, tiene que ser algo que no se pueda defender desde Podemos, que requiera un espacio nuevo. Y no es que Podemos se caracterice por una falta de sensibilidad con las distintas identidades. Pero, ¿cómo deberíamos llamar a esta nueva escisión en nuestra política? ¿Izquierda andalucista, anticapitalista, no-podemita y no-socialista? ¿Qué distinguirá el programa de Teresa Rodríguez del de Podemos? ¿Y del PSOE? Pero, es más, si "andalucismo es defender los derechos de los andaluces", como dice el portavoz del PP en el parlamento andaluz, ¿qué distinguirá el andalucismo de Teresemos del de Bendodo?

Si es que fueran distinguibles, porque quizá sean todos lo mismo, proto-nacionalismo para ingenuos, un producto que desgraciadamente conocemos bien. Erigirse en únicos defensores del pueblo contra un enemigo terrible, e imaginario. "La ministra Montero es la enemiga número uno de Andalucía", decía Bendodo en Twitter. Una frase digna de Torra, y no por casualidad. Ahora mismo, el agravio de la nación es el producto que mejor se vende en nuestra política. España es el enemigo que más luce. Toni Martín, vicesecretario general del PP Andaluz, llamaba "gobierno antiandaluz" al gobierno de España, y Bendodo hablaba de los "atracos del Gobierno central a Andalucía".

Contra España se vive mejor, da igual ya que seas de izquierdas, de derechas, de Sevilla, de Granollers, de Coruña o de Irún. Y podría ser que realmente España, ese monstruo terrible, nos esté robando y maltratando a todos, desde Finisterre a Tarifa. Pero quizá sea bastante más probable que simplemente nos estén tomando a todos por unos completos primos. Desde Finisterre a Tarifa

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios