El zoco

juan lópez cohard

A vueltas con la vivienda

Se acuerdan ustedes del cheque bebé de Zapatero? Sí, aquél que le sirvió a una famosa para comprarse unas gafas de 2.500 euros. Lo implantó a finales de 2007 y tuvo que eliminarlo a los tres años. Bueno, pues el bono cultural de Sánchez de 400 euros a todos los jóvenes de 18 años, tendrá el mismo recorrido. Una vez que voten, que para eso es el bono "cultural" universal, lo necesiten o no, se acabará el dispendio. La mayoría se lo gastarán en el primer botellón que les salga al paso.

Es curioso que se haya lanzado una supuesta ley de vivienda que, entre otras cosas, intervendrá el precio de los alquileres en las zonas tensionadas. Sánchez le recrimina a Casado que sin conocer la ley ya la esté rechazando, cuando lo que tiene que hacer es unirse a un pacto de Estado por la vivienda. La ley, que aún no la conoce ni él, ha sido esbozada someramente por el PCE de Yolanda Díaz, bajo la ley fundamental de Política Económica del comunismo chavista que consta de un solo enunciado: ¡Expropiese! ¡Y Sánchez le pide a Casado que se adhiera a ella como un gran pacto de Estado! No sé si hay que ser muy cínico o tan bobo como su antecesor Zapatero.

Me he pasado medio siglo analizando, estudiando y trabajando en el sector de la promoción y construcción, ya fuese residencial, en el sector industrial o en el sector terciario. Durante ese tiempo he visto como se han formulado leyes que con mejor o peor fortuna han venido a resolver el problema de la vivienda y en ocasiones, obvia decirlo, a destrozarlo. Cuando le leo a la vicepresidenta del gobierno, Sra. Díaz, decir de su ley: que "es ponderada, combina la realidad y las necesidades de nuestro país, donde se construyen cuatro veces más viviendas privadas que públicas. Esta ley camina en la construcción de vivienda pública, social, pauta mecanismos de corrección", me pregunto ¿esta señora no se ha preocupado por conocer el porqué de esa situación? Desde hace más de tres décadas toda promoción que se hace lleva, por ley, la cesión a los ayuntamientos de un 15% del suelo una vez urbanizado. Teóricamente con destino a la construcción de viviendas públicas en propiedad o en alquiler. Muy poco de ese suelo ha tenido ese destino. ¿Por qué, Sra. Díaz? Indague, pregunte a los expertos. No haga como sus antecesores, de derechas o izquierdas, que han hecho leyes de viviendas desde los despachos de los ministerios sin conocer nada del sector. En el año 2000 (creo, porque mi memoria ya no anda muy fina), en el análisis sobre el sector que realicé para El Plan Estratégico de la Provincia, Madeca 10, puse de manifiesto que los promotores privados estaban abandonando la Protección Oficial para promover en renta libre, lo que significaba que una gran parte de la demanda se quedaba fuera de mercado. La V.P.O. ya le pone limite al precio, por lo que no se hace necesario de una nueva intervención arbitraria y absurda que no viene a mejorar nada, sino a cargarse las inversiones y penalizar uno de los principales destinos del ahorro y la capitalización de las familias, con la consiguiente destrucción de empleo que ello conlleva. La columna no me da para más, pero no obstante si la vicepresidenta quiere tener alguna somera idea de cómo se resuelve el problema que acuda a la A.N. de Constructores y Promotores, seguro que le ayudarán. A mí también me tiene a su disposición sin costo alguno. Sea todo por la Patria.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios