Biden añade un activo a una elección reñida

El candidato demócrata a la Presidencia de Estados Unidos, Joe Biden, ha elegido a la senadora y ex fiscal Kamala Harris como su número dos. Ya había advertido el primer vicepresidente de los Estados Unidos, John Adams, de que su cargo era, posiblemente, el más inútil de cuantos se hubiesen creado en el mundo, pero forma parte de uno de los atractivos del propio cartel electoral y, en este caso, la diferencia de edades hace pensar también en una posible presidenta si se diese el caso. Kamala Harris tiene 55 años y Joe Biden llegaría a la Presidencia, si logra ganar , con 78; por eso, él mismo ha augurado que sería un presidente de transición. En el cartel republicano, Donald Trump tiene 74 años y Mike Pence, su vicepresidente, 61. La biografía de Kamala Harris es la contraria a la de Trump. Es hija de un jamaicano y de una india, de ahí que su elección sea toda una señal a las minorías norteamericanas y, en especial, a la afroamericana y a la asiática. Fue fiscal general de California con fama de dura, lo que le ha valido las críticas de los sectores más progresistas del Partido Demócrata, que le reprochan su poca cercanía durante su mandato a los grupos más activistas. Otros en su partido piensan en ella como una segunda Obama, por ser mujer y no blanca. Hasta ahora otras dos mujeres habían sido candidatas a la vicepresidencia, Sarah Palin en 2008 y Geraldina Ferraro, en 1984, pero ninguna era de color. La elección de Harris tiene mucho que ver con los problemas que Donald Trump ha tenido con las minorías norteamericanas; en especial, en estos meses de protestas contra el racismo de los cuerpos policiales. La de noviembre próximo se plantea como una de las elecciones presidenciales más reñidas de los últimos años. Donald Trump está detrás de Joe Biden en todas las encuestas, incluso en algunos de los estados claves donde el republicano consiguió quebrar la tradicional hegemonía demócrata. La gestión que Trump ha hecho de la pandemia del Covid-19 y el impacto enorme que esto ha tenido en la economía y en el empleo corren en contra de un presidente cuyo principal error ha sido polarizar aún más a su país.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios