Relevo en Fomento

Editorial

La continuidad de las líneas fundamentales de gestión debe ser una prioridad de la nueva consejera de Fomento

07 de abril 2023 - 01:30

Desde los tiempos ya lejanos de Manuel Chaves los sucesivos presidentes de la Junta han cuidado mucho en la conformación de sus gobiernos el género y la procedencia geográfica. En algunas carteras el hecho de ser mujer o de proceder de una determinada provincia ha jugado un papel importante, sin olvidar, lógicamente, el currículo profesional o la trayectoria política. Cuando Juanma Moreno llegó al poder confió la Consejería de Fomento a la granadina Marifrán Carazo. Muy pocos dudaban de que una vez que se decidió que abandonara el Ejecutivo para optar a la Alcaldía de Granada como candidata del PP su sustituta en el Consejo de Gobierno también procedería de esa provincia. Así ha sido, sin que ello desmerezca el nombramiento de Rocío Díaz, hasta ahora directora general del Patronato de la Alhambra y Generalife en el que ha desarrollado una importante labor. Díaz es la persona a la que Moreno ha designado para que se haga cargo de Fomento tras apurar al máximo los plazos para formalizar el relevo. Es por otra parte lógico que el alcance de esta remodelación se haya limitado exclusivamente a la consejera que debe concurrir a las elecciones municipales del 28 de mayo. El Gobierno andaluz, respaldado por una sólida mayoría absoluta en el Parlamento, lleva menos de un año en ejercicio y no acusa desgastes ni disfunciones. Marifrán Carazo era en ese equipo uno de los elementos más sólidos y había logrado algunos éxitos de gestión remarcables como, por ejemplo, el desbloqueo del Metro de Sevilla tras años de paralización. Concurre a los comicios locales respaldada por la buena imagen que ha acumulado durante sus más de tres años en Fomento. Rocío Díaz tiene por delante el reto de mantener la trayectoria de una Consejería que concentra la inversión pública del Gobierno andaluz y por la que pasan todos los grandes proyectos de colaboración público-privada. La continuidad de las líneas fundamentales de gestión debe ser la prioridad de la nueva consejera.

stats