Tribuna

Claudio Alvarez Pinochet

Director Médico URE Centro Gutenberg

Cáncer de mama en tiempos del covid

El lazo rosa este año no sólo debe estar en nuestra solapa el 19 de octubre, sino que debe estar presente en nuestra cabeza y en nuestros corazones

Cáncer de mama en tiempos del covid Cáncer de mama en tiempos del covid

Cáncer de mama en tiempos del covid

Estamos viviendo una pandemia sin precedentes y desconocida que ha trastocado nuestra actual concepción del mundo en todos los sentidos y a todos sin excepciones, que no discrimina de razas, origen o condición social. Pero la vida sigue, con fuerza, con todas sus alegrías y tristezas, lo que nos hace removernos, que estamos vivos y que debemos seguir luchando contra todas y cada una de nuestras batallas; personales y sociales. Las olas de contagio de esta pandemia no solo nos pueden mojar, mas o menos, también deben hacernos recapacitar en cuanto a nuestras prioridades vitales.

Sanitariamente hablando, la actual crisis ha obligado a redistribuir recursos en salud, priorizando las acciones médicas urgentes a las electivas. Estos protocolos son normales y necesarios en épocas de crisis, ya que se deben priorizar recursos, casi siempre escasos. Pero también nos debe alertar de la necesidad de ser previsores ante nuevas emergencias sociales y sanitarias. No debemos avalar la sentencia que "los humanos tropezamos siempre con la misma piedra".

El coronavirus de la Covid-19 es un virus que se transmite por vía aérea, mediante las gotitas que emitimos al hablar, estornudar o toser, gotitas que sirven de vehículo al virus para su transporte y depositarse en manos y en distintas superficies. De ahí su gran facilidad de contagio y de propagación.

El cáncer de mama no hace excepciones por esta pandemia, no sabe de coronavirus por lo que no podemos bajar la guardia, recordemos que es el cáncer mas frecuente en mujeres y es la segunda causa de muerte por cáncer en España.

La atención médica del paciente con cáncer de mama ha tenido que cambiar para disminuir el riesgo de las pacientes, espaciando y reduciendo las consultas, disminuyendo los desplazamientos al hospital en lo posible, pero sin ir en desmedro de la calidad de atención. Son medidas necesarias para la protección de las pacientes, que por si son mujeres con un mayor riesgo si se contagian por coronavirus.

El diagnóstico no se puede retrasar, tampoco demorar ni descontinuar el tratamiento, ya que de esto depende el pronóstico futuro de la mujer con cáncer de mama. Ante la sospecha (bulto, secreción por el pezón, cambio en la coloración y aspecto de la piel de la mama, etc), la consulta debe ser cuanto antes. Los equipos de atención deben y han organizado las consultas para que estas sean seguras para las pacientes sin aumentar los riesgos de contagio.

A pesar de los pocos conocimientos sobre esta pandemia, sabemos que los pacientes oncológicos por tener una inmunidad comprometida por la quimioterapia, radioterapia, cirugía, hormono e inmunoterapia pueden tener una mayor susceptibilidad a contagiarse por coronavirus Sars-Cov-2 y a tener mas complicaciones en caso de infección. Por esto se considera a las pacientes con cáncer de mama como personas de riesgo y deben extremar las medidas de prevención a la infección, medidas que ya deberían ser parte de nuestra vida cotidiana. Por otro lado, no hay evidencia que el virus empeore la evolución del cáncer y la mayoría de las pacientes que se infecta hace un Covid-19 de evolución leve. Las mujeres que ya han superado el cáncer y no están con algún tipo de tratamiento en la actualidad y no tienen patologías asociadas de riesgo para Covid-19 como obesidad, hipertensión, diabetes, etc, no se consideran población de riesgo y deben tomar las mismas precauciones que el resto de la población.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró el mes de octubre como el mes de la sensibilización sobre el cáncer de mama y toda su trascendencia. Este año 2020 a pesar de los estragos causados por la pandemia, mas que nunca no debemos bajar los brazos en la lucha contra el cáncer de mama, las pacientes nos necesitan y no se pueden sentir abandonadas, recordemos que en España se diagnostican 25.000 nuevos casos por año y que una de cada ocho mujeres tendrá un cáncer de mama a lo largo de su vida y en el mundo se diagnóstica un caso cada treinta segundos.

El lazo rosa, símbolo de la lucha contra el cáncer de mama, este año no solo debe estar en nuestra solapa el 19 de octubre, sino que deberá estar siempre presente en nuestra cabeza y en nuestros corazones, que es el objetivo final de este día; sensibilizarnos, sensibilizarnos y sensibilizarnos…

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios