Málaga Hoy En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Tribuna

Francisco Fonseca

Director de la Comisión Europea en España

Responsables de la Europa que queremos

Responsables de la Europa que queremos Responsables de la Europa que queremos

Responsables de la Europa que queremos / rosell

Todos somos responsables de diseñar la Europa que queremos. Los que formamos parte de las instituciones europeas lo somos en primer lugar, pero tras observar la importante participación registrada en las elecciones de mayo de 2019 al Parlamento Europeo, en las que más del 60 % de los españoles censados quisieron votar, ahora tenemos argumentos suficientes para saber que la ciudadanía quiere participar más en Europa. Recordemos que desde hacía veinte años los europeos no participaban con tanto entusiasmo en unas elecciones europeas. Nadie puede ser indiferente a lo que significó esta gran movilización. Así, desde la Comisión hemos querido recoger el guante y dar un nuevo impulso a una Europa más democrática, participativa y moderna.

Para favorecer este impulso, una de las seis prioridades políticas de la Comisión es la celebración de una Conferencia sobre el futuro de Europa, que daría comienzo en una fecha señalada: el 9 de mayo de este año, coincidiendo con el 75 aniversario del final de la Segunda Guerra Mundial y con el 70 cumpleaños de la firma de la Declaración Schuman, que sentó las bases de la actual Unión Europea.

Dicen que si quieres ir rápido debes caminar solo, pero que si quieres llegar lejos has de ir acompañado. Por eso no pueden faltar en esta empresa el Parlamento Europeo, representación de la soberanía de los ciudadanos europeos, y el Consejo, representación de cada uno los países de la Unión Europea. Pero el centro del debate debe partir de los ciudadanos, las entidades locales, los parlamentos regionales, los nacionales y la sociedad civil en general. Va ser un proceso que, desde su comienzo, durará dos años. Desde la Comisión nos comprometemos a facilitar la tarea para llegar a un consenso sobre una nueva Europa participativa y democrática, con las prioridades claras. Y lo más importante, nos comprometemos a trasformar las conclusiones de este proceso en posibles cambios de nuestro marco de actuación.

Queremos que este proceso sea transnacional y transversal, puesto que nuestra intención es que se realice a todos los niveles y que represente la diversidad europea. La Comisión propone dos enfoques, uno temático y otro institucional. Por ello hago un llamamiento para que, desde el nivel local o regional, de manera formal e informal se apropien del proceso.

En primer lugar, queremos que el debate sea temático: ¿en qué queremos que se centre la Unión Europea? Nuestra propuesta es debatir sobre cómo lograr que la economía esté al servicio de las personas (y no al contrario) y abordar temas como la lucha contra el cambio climático y los retos medioambientales, la justicia social, la igualdad y, por supuesto, la transformación digital de Europa. A pesar de que creemos que estos temas son los que deben vertebrar el debate, no deben limitar el alcance de la Conferencia. Los ciudadanos deben hacer su contribución sobre lo que ellos consideren importante en todos los ámbitos. Por eso les hablo de apropiación y de ser responsables con la Europa que queremos. A partir de mayo se abrirá una oportunidad para los ciudadanos de poner en la agenda política los temas en los que creen que la UE debe centrarse. Su contribución podrá canalizarse a través de plataformas de participación en línea; también a través de diálogos entre políticos y ciudadanos en todos los lugares (algo en lo que la Comisión tiene una gran experiencia, al llevar a sus espaldas más de 1850 actividades de estas características entre 2015 y 2019) o de la participación en otros foros propuestos por la sociedad civil, autoridades locales, regionales y nacionales. Por tanto, si piensan ustedes que la despoblación, la agricultura o la promoción del empleo entre los jóvenes deben ser las prioridades más destacadas para la UE, les invito desde aquí a que sean responsables de la Europa que quieren y se preparen a participar en el proceso.

La segunda propuesta de la Comisión se centra en debatir sobre temas de corte institucional: ¿qué Europa queremos?, ¿queremos poder elegir listas transnacionales de diputados al Parlamento Europeo, es decir, que podamos elegir eurodiputados que no sean solo españoles?, ¿queremos que el presidente de la Comisión sea sólo un cabeza de lista de un partido que se presente a las elecciones europeas, consolidando la figura del famoso Spitzenkandidat? Aquí podrán pronunciarse todos los ciudadanos a todos los niveles. Reflexionen sobre la Europa en la que quieren ejercer su papel como representantes elegidos por los ciudadanos.

Empezamos, por tanto, un proceso novedoso e ilusionante en el seno de la Unión. Les invito a todos ustedes a irse preparando para alzar la voz, para ser responsables y "apropiarse" de esta Conferencia, para ser, en definitiva, parte de la construcción de la Europa del futuro.

La pelota está en su tejado. Por parte de la Comisión no nos faltará ni el empeño ni la ilusión. Pero no queremos ser los notarios de, parafraseando a Chateaubriand, Las memorias de ultratumba. Tiene que ser algo vivo y hecho con convicción y participación.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios