Málaga Hoy En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Tribuna

José Luis García-Palacios álvarez

Presidente de Caja Rural del Sur

Tiempos de entrega y gratitud

Hay que reconocer la labor de las personas que mantienen a nuestras entidades financieras en funcionamiento y en especial a aquellos que estos días siguen atendiendo a los clientes

Tiempos de entrega y gratitud Tiempos de entrega y gratitud

Tiempos de entrega y gratitud / rosell

No son buenos tiempos los que corren y se ciernen sobre toda nuestra sociedad. Es en situaciones de necesidad como éstas cuando sale a la luz con más fuerza lo mejor de las personas: la dedicación, la solidaridad, la empatía y el compromiso.

Es muy loable la ingente labor que se está desarrollando por el sector sanitario, la disposición de todas las fuerzas y cuerpos de seguridad, la permanente y laboriosa actividad del sector agrario, también el tesón del agroalimentario, la distribución, los comercios esenciales, el transporte, los asesores profesionales y organizaciones empresariales, la actuación modélica de los servicios asistenciales..., y podríamos seguir con una ingente lista que cada día se pone de relevancia en los medios de comunicación. Todas son de debido reconocimiento, y cuando digo todas, son todas, sin excepción.

No obstante, es muy conveniente que también destaquemos una actividad que es absolutamente transversal a todas las anteriores y que hasta hoy no está recibiendo el reconocimiento debido y yo creo que más que merecido. Me refiero a los miles de personas que mantienen a nuestras entidades financieras en funcionamiento y en especial a aquellos que estos días tan difíciles siguen trabajando en las oficinas, atendiendo a los clientes.

Y quiero personalizar este reconocimiento en el equipo de profesionales de Caja Rural del Sur, que acuden a sus oficinas, conscientes de que son fundamentales en el eslabón de la economía de cada ciudad y de cada pueblo, desempeñando una función clave en el funcionamiento de nuestra sociedad y por ende en nuestra economía, tan resquebrajada en estos momentos. Nuestros empleados hoy son merecedores de un homenaje que, como presidente de la entidad quiero y debo hacer público, en nombre también del Consejo Rector, del Comité de Dirección y de los cientos de miles de socios y clientes de Caja Rural del Sur.

Como ciudadanos, creo que todos tenemos la obligación moral y real de otorgar nuestra confianza, respaldo y gratitud a tantas personas que cada día se revisten de esfuerzo, sacrificio y entrega en la misión que tienen, haciéndolo además plenamente convencidos de que su labor es esencial. Sin su trato cercano y su conocimiento personal, no sería posible seguir creando el ambiente de confianza que precisan en estos momentos nuestros clientes. Siempre me gustó la definición de nuestro anterior presidente cuando aseveraba que nuestros empleados son como "asesores espirituales de las cuestiones domésticas" de cada casa, cada empresa, cooperativa, comercio y actividad que precisara nuestro soporte.

Por ello, propongo que cuando todo esto termine, que lo hará, quienes depositamos en la Caja Rural del Sur nuestra confianza, tengamos un momento para agradecer personalmente, a cada uno de ellos, por haber seguido prestando la sólida e irreductible disposición que nos brindan, atendiendo de la misma manera que han hecho hasta ahora, con una profesionalidad fuera de toda duda y con un compromiso de altísima cota.

La dura etapa que nos está tocando superar cambiará nuestra forma de vivir, de relacionarnos y hasta de operar en nuestro día a día. Pienso que deberemos esforzarnos para que, en ese momento, seamos capaces de continuar comportándonos bajo esos principios que ahora tanto valor otorgamos cuando los percibimos, esos que siempre hemos mantenido en Caja Rural del Sur. No en vano, nuestro máxima ha sido y es "Formamos parte de ti". Algo que demuestran -ahora más que nunca- con su comportamiento diario, quienes "formamos parte de ella"

Dijo Albert Einstein que "dar ejemplo no es la mejor forma de influir en los demás, es la única", y podemos decir en este sentido que en Caja Rural del Sur nuestro orgullo se materializa en todos y cada uno de los miembros de este excepcional equipo con su hacer diario, por dura que sea la situación.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios