Personajes con sabor

Pepa Moreno: una "guerrera" en la ciudad

  • Deportista de élite sobre la pista, luchadora incansable en los despachos, acude a nuestro encuentro en el chiringuito Los Manueles

En el chiringuito Los Manueles, junto a Manuel Villafaina junior, Lolo, dueño del establecimiento. En el chiringuito Los Manueles,  junto a Manuel Villafaina junior, Lolo, dueño del establecimiento.

En el chiringuito Los Manueles, junto a Manuel Villafaina junior, Lolo, dueño del establecimiento. / Paco Menjivar

Aunque el titular de este encuentro puede parecer algo sensacionalista, les aseguro que una vez que lean esta crónica, si es que no conocen todavía a Pepa Moreno, lo van a entender. Esta mujer, jugadora de balonmano durante más de veinticinco años, es en la actualidad presidenta del equipo de balonmano femenino más importante del deporte malagueño y andaluz. Tiene muchos motivos para estar satisfecha, y aún así… Un adelanto: "Me siento profeta en mi tierra, quizás porque he mamado esto desde pequeña, y sin embargo, nos sentimos discriminadas con respecto a los otros equipos de élite de nuestra ciudad".

El RESTAURANTE

El exterior del chiringuito. El exterior del chiringuito.

El exterior del chiringuito. / Paco Menjivar

En un día pleno de luz y color no podíamos escoger mejor lugar para nuestro encuentro que el restaurante Los Manueles en Playamar. Un establecimiento pionero en la zona que lleva atendiendo a propios y extraños desde 1968. Un lugar que no precisa de presentación ya que se trata de un referente en lo que a cocina mediterránea y malagueña se refiere. Nos recibió Manuel Villafaina junior, Lolo, quién tras saludar y tener unas palabras muy cariñosas con nuestra invitada nos atendió personalmente durante toda nuestra comida. La coordinación con su jefe de cocina, Roberto Medina, fue extraordinaria. Toda una garantía de éxito que más adelante les narraré.

EL INVITADO

Para quien no conozca a Pepa Moreno, debo decirle que es puro tesón vestido de mujer. No se consigue llegar donde está hoy en día el equipo de balonmano femenino Rincón Fertilidad por casualidad. "No, claro, ni mucho menos. Pero no estoy sola. Nunca lo he estado. Esto habría sido imposible, hoy en día continuaría siendo imposible, sin el maravilloso equipo humano que hay detrás. Y no solo me refiero a las jugadoras, que por supuesto, son la parte más importante de nuestro club, me refiero a Carmen Morales, que fue la presidenta hasta hace dos años; a Diego Carrasco, el entrenador, psicólogo, hasta utilero y hombre para todo del equipo. Y muy especialmente a Manolo Rincón. Si Manolo Rincón no estuviese con el equipo, seguramente hace tiempo que este habría desaparecido. Por supuesto que las instituciones y empresas privadas nos han ayudado y les doy las gracias a todos ellos".

Estas palabras las dice Pepa con una sombra de tristeza en sus siempre chispeantes ojos. Y le pregunté por qué sucedía esto. "No quiero que se me malinterprete. Estoy, estamos muy satisfechas con los resultados obtenidos. En actualidad estamos entre los seis primeros clasificados de la liga, hemos jugados dos eliminatorias de la Challenge Cup y hemos caído en semifinales en la Copa de la Reina, eso para un club con nuestros medios, con nuestro presupuesto, es toda una proeza. Te lo aseguro".

Insistí en preguntarle por qué entonces ese deje de tristeza, de cierta decepción. "Pues porque estoy totalmente segura, y nuestro entrenador el primero, que con un presupuesto acorde a nuestra categoría podríamos ganar títulos de manera inmediata". Ante mi mirada de escepticismo Pepa continuó. "Los equipos que ocupan las tres o cuatro primeras plazas de la liga, tienen un presupuesto de alrededor de 600.000 euros. Y ganan títulos, y juegan en la liga europea. Nosotros, con un presupuesto de menos de la mitad, estamos siempre ahí, a punto de llegar". Entonces con un poco más de ayuda… "Exacto. Nosotros con un presupuesto de unos 400.000 euros podríamos competir a mayor nivel y conseguir títulos." Pepa es una mujer con mucho arrojo acostumbrada a dar la cara y "mojarse", aunque a veces se tira a piscinas sin agua. "Tenemos una plantilla muy justa, y aún así hemos estado en las semifinales de la copa de la Reina y tenemos serias posibilidades de acabar entre las cuatro primera de la liga, lo que nos llevaría a competir en la liga europea. Pero, ¿para qué?, ¿para qué clasificarnos si no tenemos presupuesto ni para cubrir a duras penas la liga en España". "Las ayudas que hemos recibido, y que agradezco infinitamente, han sido insuficientes.

Estos dos años han sido durísimos. He llegado a pensar que sobramos aquí, que tenemos que buscarnos otro lugar o desaparecer". Realmente resulta impactante oír estas palabras de una mujer que lo ha dado todo en el deporte femenino. Que ha logrado sacar esta temporada el nombre de Málaga a Europa. "Que conste que el alcalde de nuestra ciudad nos muestra su cariño, pero la ayuda que recibimos es insuficiente. A día de hoy el presupuesto de la próxima temporada es todavía una incógnita".

Le pregunté qué objetivos tiene para el equipo esta temporada y sobre todo la próxima. "Como te he dicho antes, finalizar entre las cuatro primeras, y que conste que si hubiésemos tenido desde principio de temporada dos o tres jugadoras más podríamos estar hablando de optar al título, pero eso ya no tiene solución. Y de cara a la temporada que viene, optar a ganar todo, y no hablo por hablar, ahí están los resultados de este año. Con un poco más de esfuerzo, insisto, y no me quiero poner pesada, lograríamos grandes éxitos". La vehemencia, la ilusión y la firmeza con que habla esta mujer, permítanme que se los diga, me hacen no dudar de sus palabras. Será cuestión de ayudarle. Habría que empezar por apoyarlas semana a semana en cada partido. "Tenemos una afición increíble, pero estamos en familia. Estoy encantada con ellos. Han estado siempre, en las duras y las maduras, con nosotras. Nos cuesta muchísimo que el público venga a vernos jugar a Carranque. Me gustaría ver las gradas llenas de niñas. En Málaga hay colegios con una buena cantera de balonmano femenino y sin embargo no vienen a ver al equipo de referencia de su ciudad, de su comunidad ". Pues les aseguro -y doy fe de ello- que es todo un espectáculo, con unos precios irrisorios y los niños no pagan.

LA COMIDA

Espeto de sardinas. Espeto de sardinas.

Espeto de sardinas.

El descorche de una botella de blanco Javier Sanz, un magnífico vino blanco de Rueda nos sirvió para acompañar los exquisitos platos de la bahía que nos trajo Lolo Villafaina: unos boquerones en vinagre, blancos como las espumas de las olas que rompían apenas a unos metros de donde nos encontrábamos sentados, nos sirvieron para abrir boca. Inmediatamente, unas gambas blancas de Málaga, sencillamente exquisitas, hicieron los honores de la mesa. Decía que la coordinación con el jefe de cocina garantizaba el éxito de unos platos recién cocinados. Una vez rellenas las copas del refrescante y aromático Rueda, continuamos con nuestra charla. Hablando, como no, de balonmano, aunque esta vez en su especialidad de playa. "En cuanto finalice la temporada me marcho con la selección a los campeonatos de balonmano playa. Como puedes ver no paro. Por eso, antes del mes de julio debo tener planificada toda la temporada que viene". Le pedí un mensaje para las instituciones y las empresas de cara al futuro. "Ante todo reiterarles mi agradecimiento y si fuese posible, un esfuerzo un poquito mayor [risas]. Me van a decir que pido mucho, pero yo también me canso de andar de aquí para allá. Después de veinticinco años, resulta agotador seguir hablando de lo mismo". Como hago siempre, le pedí un sueño por cumplir: "Ganar la Liga y la Copa de la Reina. Ese es mi sueño por realizar". La llegada de unos espetos de sardina, unos magníficos boquerones al limón y de unos calamares, todo ello de la bahía, nos hizo continuar con la comida. Para cerrar un almuerzo tan marinero, Lolo nos sorprendió con un Robalo salvaje a la sal. Un plato tan especial debía venir acompañado de un no menos exclusivo vino, y me dejé llevar una vez más, por la recomendación de bodegas Lara, y descorchamos una botella de Marques de Cáceres Excellens Tinto Cuvee. Extraordinaria combinación. Y una sorpresa final de lo más dulce: una selección de postres fuera de lo común. No se lo pierdan. Vaya mi agradecimiento y felicitación a Lolo Villafaina y a Roberto por sus magnificas manos. Nos vemos pronto para los arroces que tenemos pendientes.

LOS VINOS

Blanco: Javier Sanz Rueda

Nos supo a poco la botella de este magnífico y refrescante vino. Un vino mono varietal de Sauvignon que nos agradó sobremanera.

Tinto: Marqués de Cáceres Excellens Tinto CuveeNo era la primera que elegía este vino. Elegante y persistente, nos acompañó con el pescado salvaje a la sal. Todo un acierto.

Patrocinado por:

Bodegas Lara Bodegas Lara

Bodegas Lara

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios