Personajes con sabor

Pilar Villasana y José Antonio Ruíz: ‘Luces’ de cultura y sueños para Málaga

  • Los dos propietarios de la emblemática librería, que llevan más de 15 años proporcionando aventuras, fantasías y quimeras, acuden a nuestra cita en La Bodega

Domingo Avisbal junior, Juan Luis Pinto, Domingo Avisbal, Pilar Villasana y José Antonio Ruiz Domingo Avisbal junior, Juan Luis Pinto,  Domingo Avisbal,  Pilar  Villasana y José Antonio Ruiz

Domingo Avisbal junior, Juan Luis Pinto, Domingo Avisbal, Pilar Villasana y José Antonio Ruiz / Paco Menjivar

Será esta la última crónica del año 2018. Ya no volveremos a encontrarnos hasta el día 10 de enero. Este encuentro va a resultar un tanto especial ya que por primera vez lo vamos a realizar a dos personajes a la vez. Dos personas que unieron su vida profesional hace casi dos décadas y que hoy, obligados por las circunstancias, vuelven a encauzarla de nuevo.

Pilar y José Antonio, socios, amigos, luchadores incansables, propietarios de la emblemática Librería Luces de nuestra ciudad. Hace apenas una semana que han abierto sus puertas en su nueva ubicación de la Alameda Principal número 37, en la acera de enfrente de donde han estado los últimos casi dieciséis años. Todo ello después de haber estado a un metro de desaparecer. No se pierdan este interesante encuentro.

El restaurante: La Bodega

Las tierras de Torremolinos nos acogieron en esta ocasión, en la representativa calle San Miguel, y en un establecimiento de solera: La Bodega. Allí nos recibió con la cortesía y el cariño que le acompaña desde siempre mi querido amigo Domingo Avisbal.

Catorce personas conforman la plantilla de este famoso restaurante, lugar de cita insustituible para los amantes de los productos de nuestro mar y de la buena cocina en general. José Ramírez, su jefe de cocina, se encargaría del recorrido gastronómico y el amigo Raúl se encargaría de atender nuestra mesa en ausencia del jefe de sala, Manolo Avisbal. Toda una experiencia que les narro a continuación.

Los invitados: Pilar Villasana y José Antonio Ruiz

Pilar Villasana Pilar Villasana

Pilar Villasana / Paco Menjivar

Llegaban Pilar y José Antonio procedentes de Málaga, de prácticamente ordenar los últimos estantes de libros en su nuevo local de la Alameda. Y les pregunté si se habían tenido que reinventar, especialmente por las dificultades surgidas por las obras del metro. Responde José Antonio. “El Metro ha sido una pesadilla. El plazo de ejecución previsto eran 28 meses, y vamos por cuatro años… Pero ¿sabes? Nos ha tocado vivir esta situación y ya está. Esta ha sido una oportunidad. Cuando se tiene una necesidad y a la vez surge una oportunidad como la nuestra con nuestro nuevo local, eso, al final, nos empuja a superarnos. Las piedras en el camino te obligan a emprender otro nuevo”.

Entusiastas palabras por parte de José Antonio Ruiz a las que continuó Pilar. “Estamos contentísimos. A pesar de no recibir ayuda alguna, pero lo que nos está ocurriendo es fantástico, por nuestra gente. Todo ello gracias al elemento más importante para que salgamos adelante: la ilusión. (un brillo inevitable aparece en los ojos de Pilar) Yo tiré la toalla. No aguantaba esa situación de ruidos, polvo, y todo eso llegó cuando estábamos comenzando a salir de la crisis. Muy duro. Y me vine abajo. De no estar José Antonio, Luces habría cerrado”. José Antonio. “[Cambiando el tono, hasta ese momento, un tanto triste] Pero estamos ya ahí. Hemos procurado no transmitir nunca nuestra desazón a los clientes. No contagiar nuestro malestar. Esa ha sido la clave, la aptitud era esa. De todo el equipo”.

Quise interesarme por el papel de Málaga y los malagueños con relación a los libros. José Antonio. “Málaga siempre ha sido muy considerada en el mundo del libro. Muchas de las librerías de nuestra ciudad han sido premiadas. Málaga es en general una ciudad muy lectora. De las primeras en el ránking en España. Por supuesto que todo es mejorable, pero el malagueño tiene costumbre de regalar libros”. Eso oído de un profesional no deja de agradarle a uno. Y Pilar continuó. “ El libro siempre va a estar ahí presente. Estamos en la era de internet, para todo, incluso para el amor, pero donde esté la cercanía, el tacto, no hay nada que lo sustituya. Además un libro jamás se queda sin batería, ni conexión, (risas)”. Interesante y divertida reflexión entre el tacto del amor y de los libros.

José Antonio Ruiz José Antonio Ruiz

José Antonio Ruiz / Paco Menjivar

¿Entonces internet es el enemigo del libro? José Antonio. “ El papel siempre va a estar ahí, pero el gran enemigo es en todo caso el teléfono móvil. Pero no solo del libro. También lo es del cine, del ocio en general y hasta de la comunicación entre las personas. Es una locura ver a todo el mundo, sin excepción de edades, mirando sus manos donde tiene el teléfono. Sin disfrutar de la vida que nos rodea. Es muy triste”.

¿Es entonces la lectura un antídoto, una válvula de escape? José Antonio: “La lectura es un rodaje continuo. Es como una carrera de fondo”. Pilar. “Hay que sentarse a leer con tiempo por delante”. Pero hay personas que nunca han leído, no tienen costumbre o interés. José Antonio: “Es muy importante encontrar ese primer libro que te abra las puertas a la lectura. El que no lee mira muchas veces con cierta envidia al lector. Por saber que sentirá el que lee. Esto no me lo invento yo, es que me lo han contado en numerosas ocasiones personas a las que les gustaría leer. A esos les ayudamos a encontrar lo que desean”. Pilar: “No hay nada más gratificante cuando recomiendas un libro y al poco tiempo te viene esa persona a decirte que le ha encantado. Es una sensación increíble. Casi igual de impactante que la que siento cuando me quedo a solas en la librería, entre libros. Todo está inundado de sentimientos. Algo inenarrable”.

Uno se sobrecoge en cierta manera cuando oye a Pilar contar sus sensaciones de una vida entre libros, se queda con ganas de mucho más. Qué pena del espacio limitado de esta sesión. Me da la sensación de que tienen mucho que contar. Hay quienes dicen que los libros son caros. Pilar: “Los libros no son caros. Compáralo con lo que quieras”. José Antonio: “Un libro tiene una media de seis horas de lectura y un coste de quince euros. Si lo comparas, por ejemplo, con el cine, el libro tiene un coste de una cuarta parte que una película. Y lo tienes para toda la vida. Compáralo con el precio de una copa, con lo que quieras. Siempre es más favorable un libro”. ¿Es Málaga ciudad de escritores? Pilar. “Y especialmente de poetas, pero sí, también lo es de escritores”. Y continuamos hablando durante la comida, ahora convertida en poesía gastronómica.

La comida

Uno de los platos Uno de los platos

Uno de los platos

Como decía, nos dejó Domingo Avisbal en manos de Raúl, quién en coordinación con José Ramírez en los fogones lograron deleitarnos con los platos que nos fueron presentando. Para comenzar, descorchó una botella de blanco Habla del Mar, que nos encantó para acompañar a la ensaladilla rusa especial de la casa –que no podía faltar– junto a unos boquerones acompañados de ensalada de pimientos rojos y cebolla que estaban riquísimos. No habíamos terminado de disfrutar de los boquerones cuando, el propio Domingo se acercó personalmente para presentarnos el plato que nos traía: unos jurelitos frescos, vivos, de la bahía. Sencillamente espectaculares.

Y continuamos con nuestra charla. Hay últimamente mucha afición a la escritura. ¿Tiene esto relación con la lectura? José Antonio: “Por supuesto. El gran lector está deseando contar alguna historia. ¿Por qué no hacerlo?”. Pilar: “Hay muchas historias impresionantes en cada casa y mucha gente se anima a escribirlas. La lectura te crea cierta necesidad a contar historias”.

Uno de los platos Uno de los platos

Uno de los platos

Un plato de arroz caldoso con bogavante nos hizo detener nuestra conversación. Tan magnífico plato se merecía una atención especial. Pero algunos libros son aburridos. José Antonio: “Lo que está bien escrito es en definitiva aquello que llega al lector. Hay libros escritos pulcramente que no te llegan, y a lo mejor es de un escritor consagrado”. Pilar. “Nuestro cliente es una persona tranquila, nada agresiva, que busca cultura y sensaciones. Nosotros le ayudamos y procuramos guiarlas”.

Tal y como fuimos guiados por Raúl hacia unas magnificas gambas blancas a la plancha, cerrando el recorrido con una pata de cordero lechal de categoría. Y descorchamos, para acompañar tan especial plato, unos de los vinos emblemáticos producidos por bodegas Lara, El Lero correspondiente a la serie Tres Generaciones. Riquísimo. Maridó a la perfección con el magnífico cordero. Unas peras al horno, nos sirvieron para cerrar tan extraordinaria experiencia.

Mi agradecimiento a Domingo Avisbal y a todo su equipo. Un saludo especial a Domingo Avisbal junior, que entre libro y libro, examen y examen, acompaña a su padre.

Uno de los platos Uno de los platos

Uno de los platos

Para terminar tan interesante encuentro, pedí a Pilar Villasana y a José Antonio Ruiz que me enviasen un mensaje para esos lectores, amigos, a los que están tan agradecidos. Después de meditarlo dijeron estas palabras: “En realidad son dos mensajes. Por un lado para nuestro equipo. Tenemos una suerte enorme de contar con ellos. A pesar de todo lo padecido seguimos a flote gracias a ellos. Hasta sus familiares han ayudado en nuestros días de mudanza. Y para nuestros queridos clientes, amigos lectores, queremos que esta relación que tenemos con ellos sea como el amor, al que hay que cuidar, mimar y trabajarlo día a día. Nos gustaría poder decírselo a cada uno de ellos personalmente”. Bellísimas y sentidas palabras de estas dos personas amantes de los libros, pero especialmente del ser humano.

Un servidor de todos ustedes aprovecha la ocasión para desearles todo lo mejor en estas fiestas que todavía celebramos y un feliz y venturoso año 2019 con la esperanza de que a través de mis líneas les llegue algo nuevo, fresco, de los singulares Personajes con sabor que pueblan nuestra querida Málaga así como y de nuestra exquisita gastronomía. Hasta el año que viene.

Los vinos

Blanco: Habla del Mar. Vino especial de las bodegas extremeñas Habla, con suaves notas a algas que le aportan su especial elaboración en los fondos marinos. Un vino fresco, suave y con un toque salino que marida a la perfección con pescados y arroces.

Tinto: El Lero. Vino de producción propia de Bodegas Lara elaborado en Ronda con la conjunción de tres uvas: tempranillo, Cabernet Suvignon y Syrah y seis meses en barrica de roble francés. Una mezcla perfecta que le da un carácter exclusivo y unas notas afrutadas características de este ya prestigioso vino. Muy recomendable.

Con el patrocinio de:

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios