Provincia

Abren expedientes disciplinarios por cobrar 5 euros en aparcamientos

  • Los dos implicados son el jefe territorial de la Policía Local en San Pedro y otro empleado del ayuntamiento

El Ayuntamiento de Marbella ha abierto dos expedientes disciplinarios en el seno de la investigación por el cobro de 5 euros por el aparcamiento en los conciertos de Marc Anthony y Armin Van Buuren. Se trata del jefe territorial de la Policía Local en San Pedro Alcántara y de un empleado municipal, quienes habrían realizado "un uso de un bien cedido para obtener un beneficio económico sin que existiera una autorización municipal y, por tanto, tampoco cosas tan básicas como un seguro de responsabilidad civil que cubriera los accidentes que pudieran sufrir los usuarios", explicó ayer el concejal de Seguridad Ciudadana, Javier Porcuna.

El aparcamiento situado en los terrenos anexos al estadio municipal de San Pedro Alcántara, donde se celebraron ambos conciertos, debía ser gratis, ya que existía una cesión gratuita de un particular al Ayuntamiento para que estos pudieran ser utilizados por los asistentes. Sin embargo, durante el primer concierto se requirió el pago de los cinco euros a todos aquellos que accedían al recinto. Así es como, ante las críticas de algunos usuarios a través de las redes sociales como del atasco que provocó la gestión del mismo, no solo en San Pedro sino también en Marbella, una delegación municipal formada por el edil de Seguridad Ciudadana, el teniente de alcalde de San Pedro y el concejal de Hacienda, deciden personarse en el lugar. "Allí aparecieron personas que tenían relación con la organización del concierto y que nos aseguraron tener un principio de acuerdo con los que explotaban el aparcamiento, conversación que fue grabada para evitar malentendidos", afirmó. La situación volvió a repetirse nuevamente durante el segundo concierto, el del conocido DJ.

En este sentido, se procedió a identificar a las personas que estaban trabajando en el aparcamiento, derivándose que un empleado municipal e hijo del inspector de la Policía Local, Ricardo del Río, era el encargado de organizar el aparcamiento en los dos conciertos y provocando la apertura del expediente informativo. Este manifestó entonces que "que el parking fue organizado por la promotora y que fue avisado para el trabajo de forma ocasional". Sin embargo, al tratarse de un empleado municipal, este podría incurrir en un caso de incompatibilidad laboral, "además de que tampoco hay constancia de que exista un contrato laboral, derivándose de estas circunstancias la apertura del otro expediente", continuó.

Asimismo, "el jefe territorial de San Pedro ese mismo día me informó de la existencia de un informe sobre el primer concierto del que no tenía constancia y en el que se denunciaba el colapso de tráfico y el aparcamiento sin autorización", agregó, solicitándole que le remitiera dicho informe, que aparentemente estaba realizado entre las dos citas musicales. Dicho informe forma parte del expediente informativo que se abrió y que fue aportado al instructor del mismo, derivándose por un lado que el jefe territorial de San Pedro reconoce que para posteriores eventos "debe permitirse el acceso libre al aparcamiento, ya que por parte de la administración no se había autorizado a las personas que lo estaban explotando el uso de la parcela ni el cobro de los cinco euros".

Por último, Porcuna manifestó que a raíz de esta situación se ha producido una "vorágine interna" en la policía "cuando la única intención y lo único que mueve al Equipo de Gobierno es que se aclaren las circunstancias como nos demandan los ciudadanos ".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios