Provincia

El Ayuntamiento alerta de los daños de que los ciudadanos tiren los chicles al suelo

  • Una patrulla retira de forma simbólica las sustancias pegajosas de la calle para concienciar a los viandates

El delegado municipal de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Ronda, Rafael Flores, acompañado por un técnico municipal y dos voluntarios, iniciaron en la calle Espinel, epicentro del comercio rondeño y principal vía peatonal de la ciudad, una simbólica retirada de chicles para llamar la atención sobre los problemas que ocasiona el tirar la goma de mascar al suelo. Unos daños que no son únicamente estéticos, también pueden ser medioambientales, porque los pájaros suelen comerse las pequeñas bolas cuando todavía no se han endurecido y les puede ocasionar la muerte por asfixia.

Flores explicó que se trata de una acción que pretende llamar la atención de los ciudadanos sobre la importancia de respetar los espacio comunes, animando a rondeños y visitantes a que hagan un gesto tan simple como hacer uso de las papeleras y no recurrir a tirar los chicles al suelo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios