Provincia

El Ayuntamiento licitará la limpieza en las urbanizaciones por 6 millones

  • El contrato afectará también al paseo marítimo y a los eventos del municipio

El Ayuntamiento de Benalmádena se ha marcado el objetivo de mejorar la calidad del servicio de limpieza y de recogida de residuos en las urbanizaciones, del paseo marítimo y de los distintos eventos que tengan lugar en la ciudad a lo largo del año. Es por ello que, en breve tiempo, lo sacará a concurso por un precio de licitación de 6,1 millones de euros.El encargado de presentar este nuevo plan fue el propio alcalde, Enrique Moya, quien, acompañado por los concejales de Medio Ambiente, Inmaculada Hernández, y de Servicios Operativos, Tomás Márquez, explicó que con esta iniciativa se intentará solventar una reclamación "histórica", de los vecinos.

El regidor del PP explicó que con esta medida se dará servicio a un total de 25 zonas residenciales del municipio. "Este plan de limpieza se podría definir como el más ambicioso que se ha realizado nunca en el Ayuntamiento de Benalmádena. Hemos aprovechado el hecho de que hay que sacar un pliego de recogida de residuos para unirlo al nuevo sistema de limpieza, para que la limpieza llegue a todas las urbanizaciones del término municipal", explicó.

Sin embargo, el alcalde precisó que este nuevo contrato no afectará a los trabajadores de Servicios Operativos que en la actualidad se encargan de la limpieza viaria, ya que estos empleados (son alrededor de 60), centrarán sus labores en el denominado como casco urbano. Asimismo, se establece que la nueva concesionaria deberá aportar nuevo equipamiento y maquinaria para realizar los trabajos.

Paralelamente, el regidor explicó que los técnicos municipales llevan aproximadamente un año trabajando en la elaboración del nuevo pliego de condiciones, una vez realizado un análisis de las necesidades de la población en esta materia. Por todo ello anunció que la empresa que reciba la contratación también se hará cargo de la limpieza de los mercadillos y se establecerán refuerzos en fechas señaladas como Semana Santa, Navidad o verano.

En cuanto al coste, Moya dijo que se trata de una cantidad asumible por parte del Ayuntamiento, puesto que el presupuesto de partida es de 6,1 millones para un periodo de diez años. No obstante, confía en que en la competencia entre las empresas interesadas el coste se rebaje hasta los 5,5 millones, de los que aproximadamente cuatro se destinarían al apartado de recogida de residuos. Moya adelantó que la actual plantilla que se encarga de recoger las basuras, compuesta por 61 trabajadores, se subrogaría a la nueva empresa, por lo que en ningún caso se perderían puestos de trabajo. "De hecho gracias a este plan se podrán crear unos 15 ó 20 puestos de trabajo con un carácter de a largo plazo, ya que serían contratos duraderos", añadió el alcalde. Hoy el pliego de condiciones del concurso será analizado en un Pleno extraordinario, al objeto de que una vez aprobado salga a exposición pública lo antes posible.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios