Málaga Hoy En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Provincia

El Ayuntamiento ordena clausurar todos los contenedores soterrados

  • La medida se toma ante la imposibilidad de garantizar la seguridad de los operarios que se encargan de recoger los residuos orgánicos y los reciclables

Primero fue el Ayuntamiento de Benalmádena el que llegó a optar por cerrar todas sus islas ecológicas hasta certificar que cumplían las medidas de seguridad recomendables y ahora el Consistorio de Mijas ha decidido seguir con el ejemplo de su municipio vecino. Ayer se dio a conocer que el equipo de gobierno mijeño ha ordenado el cierre indefinido de todos los contenedores soterrados que hay instalados en el municipio. Actualmente esta localidad cuenta con 27 conjuntos de esta clase distribuidos por todos sus núcleos existentes.

Una decisión que se justifica, según señalaron fuentes municipales, ante la imposibilidad de garantizar la seguridad de los trabajadores que se encargan de recoger los residuos orgánicos y los susceptibles de ser reciclados. De hecho, se indicó que en el último año nueve operarios han fallecido en todo el país mientras manipulaban contenedores soterrados del mismo tipo del que se usan en la localidad, por lo que la concejal de Residuos Sólidos, Carmen Márquez, afirmó que con la clausura se quiere evitar que ocurra "cualquier tipo de desgracia".

El último accidente relacionado con estas instalaciones tuvo lugar en Benalmádena el pasado 29 de agosto. Un operario falleció de una hemorragia por aplastamiento al quedar atrapado por la pelvis en uno de estos conjuntos. Por el momento, el Ayuntamiento de Benalmádena no ha recibido los informes definitivos en los que se determinan las causas del accidente, si bien desde la empresa concesionaria del servicio de recogidas (GSC) se informó que el fallecido perdió el equilibrio cuando cerraba el mecanismo y quedó atrapado. Dos semanas antes otro trabajador de Benalmádena perdió tres dedos de la mano derecha al desplomarse una isleta.

La medida adoptada ayer por el Consistorio mijeño supone un paso más, y definitivo, a la clausura parcial que el alcalde, Ángel Nozal, decretó a finales de agosto, tan solo un día después del accidente mortal de Benalmádena. El regidor ordenó en esa fecha el cierre de 36 de los 43 contenedores de esta clase, dejando sólo siete, destinados a recibir basura orgánica, aunque la clausura no afectó a los buzones de reciclaje. También se anunció que se iba a realizar un informe para determinar el estado.

Los contenedores clausurados eran aquellos que disponían de un sistema de elevación que ha generado "numerosas incidencias", como es el caso de averías de mecanismos o rotura de piezas. Sólo permanecían en funcionamiento los que estaban ubicados en dos isletas de este pueblo, así como el conjunto de la avenida de Mijas de Las Lagunas. Ahora se sellarán todos los depósitos que existen.

Anoche los operarios comenzaron a distribuir nuevos contenedores en superficie para material reciclable en las distintas localizaciones de las islas ecológicas que estaban aún en servicio. Esto permitirá que los usuarios no encuentren ningún tipo de inconveniente a la hora de depositar la basura, ya que el cierre se realizará de forma progresiva. A la vez, también se colocarán nuevos depósitos de orgánicos en los conjuntos que no habían sido inhabilitados en agosto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios