Provincia

Benalmádena no puede recepcionar dos obras porque se ha gastado las ayudas a la financiación

  • Se trata del nuevo centro de servicios sociales y de la Avenida de Medina Azahara

El concejal de Urbanismo de Benalmádena, Joaquín Villazón, denunció ayer que el Consistorio no puede recepcionar las obras del nuevo centro de servicios sociales, ubicado en la zona de Pueblosol, porque la anterior Corporación "se gastó" en otros fines la subvención que había para este edificio. Aseguró que no se han abonado los pagos acordados a la empresa adjudicataria de la obras, por lo que ésta impide tomar posesión de las mismas.

El concejal de Bienestar Social, Francisco Salido, explicó que el Ayuntamiento contaba con una subvención de 600.000 de la Junta para construir este centro, cuyas obras están ya finalizadas. De hecho, detalló que la administración autonómica abonó la cuantía en tres pagos durante 2009 y 2010, por lo que acusó al anterior equipo de gobierno, dirigido por el popular Enrique Moya, de no abonar "ni un euro de ese dinero a la empresa adjudicataria".

Enrique Moya indicó que ese tipo de subvenciones entraban en la caja municipal y afirmó que parte del dinero, cuando él llegó al Ayuntamiento, en mayo de 2009, "ya no estaba", por lo que achacó esta circunstancia al anterior equipo de gobierno del socialista Javier Carnero. Asimismo, informó de que en su momento creó una cuenta especial para este tipo de ayudas.

Una situación similar, según Villazón, sufren las obras de la Avenida Medina Azahara, que tenían una subvención de 138.300 euros de la Junta, pero no se ha pagado nada a la adjudicataria.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios