Política

De Miguel deja Ciudadanos y pasará al Gobierno de Torremolinos

  • Formará parte del grupo no adscrito Sumarían doce de los trece necesarios para alcanzar la mayoría absoluta

Nicolás de Miguel. Nicolás de Miguel.

Nicolás de Miguel.

Tras un pleno de investidura en el que se mantuvo la incertidumbre hasta el último momento, el escenario político de Torremolinos vuelve a dar un nuevo giro inesperado. El hasta ahora concejal de Ciudadanos en la localidad y portavoz del grupo municipal, Nicolás de Miguel, ha presentado este lunes su baja del partido y ha anunciado que pasará al grupo no adscrito, dejando así a la formación naranja con un único representante en el municipio, su hasta ahora compañero de bancada David Obadía.

La decisión de De Miguel de pasar al grupo no adscrito llega además con novedades como la posibilidad de su inmediata incorporación al equipo de gobierno formado por los ediles del PSOE y de Adelante Torremolinos una vez desvinculado del partido de Albert Rivera, según ha podido saber este periódico.

De hecho, el alcalde socialista, José Ortiz, ha convocado para esta mañana una rueda de prensa en la que previsiblemente dará a conocer el acuerdo alcanzado entre ambas partes así como la posibilidad de que este integre alguna concejalía, si bien aún quedaría por perfilar su incorporación a la Junta de Portavoces y también a la Comisión Informativa del Ayuntamiento.

Su baja del partido pone en evidencia la división interna existente en la formación naranja desde el inicio de las negociaciones para formar un equipo de gobierno municipal tras los resultados electorales. La buena sintonía entre De Miguel y el socialista José Ortiz dejaba entrever un posible acuerdo con el PSOE mientras que otra parte del partido, liderado por el número dos de la lista, David Obadía, quien paradójicamente fuera asesor del alcalde durante la pasada legislatura y quien al mismo tiempo mantiene una buena relación con la candidata del PP, apostaba por apoyar un gobierno presidido por Margarita del Cid al tratarse de la lista más votada en las pasadas elecciones.

No obstante, la dirección nacional del partido finalmente se decantó por esta última opción y el acuerdo de gobierno alcanzado entre PP y Ciudadanos se quedó a tan solo un edil de alcanzar la mayoría suficiente para hacerse con la vara de mando. Sin embargo, la ruptura de Vox días antes del pleno de investidura jugó a favor de los socialistas, que no solo consiguieron el apoyo de los tres concejales de Adelante Torremolinos y la concejal no adscrita Lucía Cuín, sino también con el sospresivo voto favorable de la única edil de Por Mi Pueblo, Avelina González, partido que preside el exalcalde Pedro Fernández Montes. Aunque ni González ni Cuín llegaron a integrarse en el equipo de gobierno (al menos de momento, en un Ayuntamiento en el que todo es posible), con De Miguel ya sumarían un total de doce concejales de los trece necesarios para gobernar con mayoría absoluta en Torremolinos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios