Operación Astapa

El Gobierno andaluz dice que la solución no es disolver el Ayuntamiento

  • Javier Arenas sostiene que todo lo que no sea convocar elecciones "significa hacer perder el tiempo a sus ciudadanos y agrandar el gravísimo problema que tienen en estos momentos sus gobernantes municipales"

La consejera de Gobernación, Clara Aguilera, ha dicho hoy que la solución del caso Astapa, la presunta trama de corrupción urbanística destapada en Estepona, no pasa por la disolución del Ayuntamiento. Aguilera, que se ha reunido con el presidente de la Diputación de Málaga, Salvador Pendón, ha señalado que el camino es "recomponerlo para dar servicio a la ciudadanía", aunque "respetando el Gobierno municipal".

Aguilera ha añadido que la Administración autonómica espera "que la justicia actúe y resuelva la situación" de la localidad malagueña, aunque ha insistido en que la vía no es la desvinculación del Gobierno local.

Por su parte, Pendón ha demandado que los cuatro ediles socialistas implicados en la supuesta trama de corrupción en la ciudad -Francisco Zamorano, Asunción López, Mariví López y Marisa Rodríguez-Pino- renuncien a sus actas de concejal, ya que todavía no lo han hecho. Todos ellos han sido expulsados provisionalmente de su partido y destituidos de sus cargos en el Ejecutivo local, por lo que forman ya parte del grupo de no adscritos, de manera que el PSOE queda ahora con seis concejales frente a los once obtenidos en las urnas en las elecciones de 2007.

El presidente del PP-A, Javier Arenas, ha manifestado hoy que todo lo que no sea convocar elecciones "significa hacer perder el tiempo a sus ciudadanos y agrandar el gravísimo problema que tienen en estos momentos sus gobernantes municipales". En declaraciones a los periodistas en Huelva, Arenas ha dicho que con el número tan importante de concejales imputados o pendientes de imputación que hay en el Ayuntamiento de Estepona tras la operación contra la corrupción urbanística "cualquier gobierno que no salga de las urnas va a ser un gobierno bajo sospecha".

En su opinión, "los apaños y las componendas no van a ninguna parte ante la situación de crisis tan grave como la que vive Estepona y antes o después, espero que sea antes, habrá que convocar elecciones".

Hoy mismo Antonio Barrientos ha dejado de ser formalmente alcalde y concejal tras la celebración del pleno extraordinario en el que se ha dado cuenta de su renuncia como regidor y a su acta de concejal, sesión que ha durado dos minutos escasos y tras la cual será alcalde accidental de la localidad Rafael Montesinos (PA). El pleno ha tenido lugar 14 días después de que la jueza instructora del "caso Astapa" contra la corrupción, Isabel Conejo, decretara prisión incondicional sin fianza para Barrientos, al que se le imputan los delitos de cohecho, tráfico de influencias, malversación, fraude y blanqueo de capitales. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios