Educación

Malestar entre los padres de Marbella por la falta de medios al inicio de curso en las prefabricadas

  • Denuncian las condiciones y la falta de materiales en el primer día de clase

Los padres se concentraron esta mañana en la puerta del centro. Los padres se concentraron esta mañana en la puerta del centro.

Los padres se concentraron esta mañana en la puerta del centro.

Un total de 110 niños de Marbella han iniciado esta mañana el curso escolar en las aulas prefabricadas instaladas junto al polideportivo Leonardo Terol. Los padres habían convocado una concentración a las 11:00 a las puertas del centro, hora prevista del inicio de las clases en el resto de institutos, a excepción de los alumnos procedentes de los colegios Vargas Llosa y Xarblanca que no comenzaron las clases hasta la 13:00 , para protestar por la falta de medios en el primer día de clases. “No hay impresoras, los profesores han tenido que ir al instituto Las Dunas a imprimir la lista de los alumnos. Tampoco tienen silla ni pizarras. Falta por hacer un muro y el paso de acceso a las pistas deportivas. Las condiciones no son las más adecuadas”, enumeró esta mañana el presidente del AMPA La Florida, Jorge Gil.

Los alumnos que comienzan 1º de ESO estudiarán durante dos años en prefabricadas hasta la finalización del nuevo instituto de Las Chapas debido a la falta de plazas de Secundaria en la localidad, algo que los padres consideran que se podría haber evitado. “Nuestros hijos empezaron su etapa educativa en un colegio prefabricado y ahora, nueve años después, volvemos a estar en la misma situación”, criticó Nacho Goldaracena, padre de un alumno egresado del CEIP Vargas Llosa, que lamenta que “ningún político ha hecho nada por solucionar un problema que ya se sabía que iba a existir”. Al mismo tiempo, asegura que “las condiciones no son las adecuadas para un comienzo escolar”. “Nuestros hijos tienen los mismos derechos que cualquiera a empezar el curso en su fecha con todo lo necesario para que los profesores puedan ejercer su trabajo”, apunta.

En la misma línea se mostró Blanca Miranda, madre de otro de los alumnos afectados, quien considera que la propia situación del centro afectará a la educación de sus hijos puesto que “no hay internet, ni materiales, ni ordenadores ni tampoco una biblioteca. Esto es tercermundista. Esto en Marbella no se debería permitir”. “Llevamos nueve años esperando que nos construyan el instituto y esto me parece lamentable a fecha de 16 de septiembre”, incidió.

Ante esta situación, los padres se personaron en el Ayuntamiento para trasladar sus quejas al equipo de gobierno, donde fueron atendidos por el portavoz municipal, Félix Romero, y la directora general de Cultura y Educación, Carmen Díaz.

Por su parte, desde la delegación de Educación de la Junta de Andalucía señalaron que los “pequeños detalles” de equipamiento de las aulas se irán completando en el plazo “más breve posible”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios