Provincia

Mejoras en la carretera entre Benamargosa y Riogordo por casi 300.000 euros

  • La Diputación Provincial acomete ya una primera fase de actuación, mientras redacta el proyecto para actuar en otros siete kilómetros

Trabajos en la carretera entre Benamargosa y Riogordo. Trabajos en la carretera entre Benamargosa y Riogordo.

Trabajos en la carretera entre Benamargosa y Riogordo.

La Diputación de Málaga invierte 294.000 euros en la mejora en la carretera MA-3107, que une las localidades de Benamargosa y Riogordo. Así, se está procediendo a incrementar el drenaje de la vía, con nuevas cunetas; se están arreglando deformaciones existentes en varios puntos y asfaltarán seis kilómetros.

El diputado de Fomento e Infraestructuras de la Diputación de Málaga, Francisco Oblaré, quien ha visitado este viernes las obras junto el alcalde de Riogordo, Antonio Alés; ha explicado que se trata de una primera fase de actuación, ya que la Delegación de Fomento e Infraestructuras está redactando el proyecto para completar el arreglo de toda la carretera en otros siete kilómetros.

Esta vía presenta en algunos tramos un firme muy deteriorado, con diversos blandones y deformaciones de la calzada, algunos de ellos motivados por las deficiencias en el drenaje de la carretera, debido a la inexistencia de cunetas en algunos tramos o al aterramiento de las mismas.

Las actuaciones de esta primera fase se concentran en algo más de seis kilómetros, entre los puntos 4,300 y 10,400. Por un lado, se está procediendo al saneamiento de los blandones detectados en los puntos kilométricos 7,600; 7,700 y 9,600, excavando en esas zonas y actuando en ellas para consolidar el terreno.

Igualmente, se reforzará el pavimento del tablero del viaducto sobre el río de la Cueva, instalando cuatro juntas de dilatación de caucho comprimido, en las juntas actualmente abiertas de pilas y estribos. Al mismo tiempo, se mejorará el pavimento en los seis kilómetros antes reseñados, incluyendo una regularización del firme en las zonas más deterioradas.

Además, Oblaré ha detallado que se instalarán cunetas pisables de hormigón en tramos donde la excesiva pendiente ocasiona socavación y en aquellos donde la pendiente es tan reducida que el agua se estanca y se infiltra hacia la calzada ocasionando blandones.

Para dar continuidad a dichas cunetas, se ejecutarán pasos salvacunetas en los accesos existentes que las interceptan. También se procederá a la apertura de cunetas sin revestir en los tramos donde no se ejecuten cunetas pisables, de cara a mejorar también el drenaje general de la vía. Y, por último, se repondrá la señalización horizontal en los bordes de calzada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios