Provincia

Mujeres que dan brillo a la crisis

  • Dos empresarias montan un empresa que ofrece un servicio integral de limpieza y que ha permitido, en sólo cuatro años, la contratación de hasta cuarenta personas

Comentarios 1

Empezaba el año 2009 con la crisis abriéndose camino, cuando Inma y Ana se arremangaron y decidieron que pese a la que empezaba a caer, eran capaces de levantar un negocio. Se decidieron por un servicio integral de limpieza que dejaba de ser rentable. Después de cuatro años no sólo lo han hecho posible sino que además han dado trabajo a 40 mujeres. En momentos puntuales han llegado al medio centenar. Todas ellas tienen un denominador común: tienen entre 30 y 40 años, varios hijos, sin estudios y una pareja demasiado tiempo en paro fruto del desplome de la construcción.

"Todas tenemos que crecer juntas. El negocio es nuestro pero son ellas quienes tiran del carro", comenta Inma satisfecha. "Tienen mucho mérito. Son todas muy voluntariosas e impresiona la gallardía con la que se enfrentan a la vida", añade Ana. Son las dos artífices de la empresa de Servicios Integrales de Limpieza Limpiomás de Vélez-Málaga. Fue Inma Díaz quien a sus 44 años, ama de casa tras dejar sus negocios del sector textil, decidió tomar las riendas del negocio de su hermano. Una empresa de limpieza que entre la crisis y los problemas de salud, había entrado en decadencia. "Estuve un tiempo echándole una mano y me enamoré del negocio", cuenta esta propietaria quien después de trabajar durante una semana codo con codo con la administrativa le propuso que fuese su socia. "No la dejé ni terminar la frase y acepté", recuerda Ana Muñoz. "Será por nuestro carácter que no tuvimos miedo a la crisis pese a que todos lados donde íbamos nos los decían", rememora Inma mientras repite su respuesta de entonces: "Esto es como un tsunami. Nosotras tenemos una barca pequeña y con fuerza iremos remando para que no nos coja la ola". "Hoy esa barca ya tiene hasta motor", continúa satisfecha. De hecho, en Vélez-Málaga existen más de 15 empresas dedicadas a la limpieza. Ellas en cuatro años, han aumentado la facturación un 120%. La mayoría del trabajo - tanto de casas como de oficinas, comercios o naves industriales - lo realizan en la Axarquía pero también se han encargado de las limpiezas de finalización de obras en otros municipios de la provincia.

Ahora las dos tienen "40 compañeras más" a las que organizan el trabajo, con las que limpian y a las que escuchan. "Somos una gran familia. Las madres se han echado a la calle para llevar dinero a sus casas y son ellas las que defienden un trabajo bien hecho", explica Inma para quien la formalidad es lo más importante. "Cada una echa las horas que puede y que necesita. Hay mujeres que hasta se ofrecen cuando sale una limpieza a las seis de la mañana", señala la otra propietaria de Limpiomas que junto a su compañera tienen el teléfono abierto las 24 horas. "Es muy satisfactorio cuando escuchas la situación que viven en sus hogares, y a los dos días les puedes decir: tengo un trabajo para ti, ¿lo quieres?", agrega Ana quien explica que "así cada vez van cogiendo nuevos sitios para limpiar".

Tienen decenas de historias de cada una de las mujeres que han llamado a su puerta para echar unas horas. La mayoría de éstas empiezan en 2008 con el inicio de la crisis y todas tienen el mismo argumento. "Un día llego una chica muy joven con dos hijos que vivía con su abuela porque no podía permitirse vivir con su pareja. Acompañaba a una amiga. Cuando se iba nos dijo si tenía algo para ella. Fue imposible negarse", recuerda Inma quien tampoco dudó en dar empleo a otras jóvenes que habían sido víctimas de la violencia de género y a las que hasta la ayuda para alimentar a sus hijos se les había acabado. "Así cada una se va haciendo su sitio y se le va quitando esa tristeza que tenían en la cara", añade Ana quien apunta que la mayor tiene 47 años y la más pequeña 26. "Haciendo las cosas tan bien como lo hacen ellas vienen los contratos. Y así, son felices los cliente, ellas y nosotros", concluye Inma que como a Ana se siente "inmensamente feliz de poder dar trabajo a mujeres que tanto lo necesitan".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios