Provincia

Nieves versus Bermeja: La batalla por ser parque nacional

  • La Junta de Andalucía se centra en la propuesta de Sierra de las Nieves, a pesar de que comparte con Sierra Bermeja pinsapos y rocas peridotitas

Comentarios 1

La batalla por hacerse con el ansiado título de parque nacional, que sería el tercer espacio natural que tendría esta calificación en Andalucía tras Doñana y Sierra Nevada, parte con desventaja. La propuesta oficial, que cuenta con el apoyo de la Junta de Andalucía, solamente incluye la Sierra de las Nieves para entrar en la selecta red de joyas naturales de España. Sierra Bermeja, defendida por distintas asociaciones y científicos que avalan su protección por sus particulares características, no cuenta con el respaldo de la Administración, a pesar de que tienen en los pinsapos y en rocas peridotitas su principal punto de encuentro.

No parece que Sierra Bermeja tenga de momento sitio en la propuesta de la Sierra de las Nieves y sus posibilidades de optar por cuenta propia al título de parque nacional se desvanecerán por completo en el momento que ésta última consiga la máxima protección, puesto que no ya no tendría cabida un segundo parque de estas características en la provincia.

La única opción de Sierra Bermeja es que en el futuro pueda ser incluida como parte de Sierra de las Nieves, algo que tampoco parece muy viable teniendo en cuenta que los requisitos exigidos actualmente para ser parque nacional impiden que un espacio protegido con esta catalogación esté separado por carretera alguna.

La propuesta de parque nacional para Sierra de las Nieves está basada principalmente en dos argumentos. La presencia de pinsapares, especie endémica y relicta originada antes de las glaciaciones, y de peridotitas, una roca de origen magmático muy poco abundante en el planeta.

Sin embargo, la presencia de peridotitas en Sierra de las Nieves es testimonial, por lo que la propuesta de parque nacional supera los límites del actual parque natural incorporando territorios de Sierra Bermeja sin que este hecho quede reflejado, según aseguran los defensores de incluir a Sierra Bermeja como parte de ese futuro espacio.

Colectivos sociales de la Serranía de Ronda, profesores de las universidades de Málaga y Granada y diversos ayuntamientos de la zona, que apoyan esta opción, argumentan que Sierra Bermeja es uno de los mayores afloramientos de peridotitas del mundo y el más extenso del territorio nacional. Esta roca une a su rareza la presencia de metales pesados tóxicos para las plantas, lo que determina que los ecosistemas que se desarrollan sean únicos y concentre numerosas especies endémicas, es decir, especies de distribución tan restringida que sólo están presentes en este territorio.

Todos esos valores ecológicos tan singulares y que han perdurado durante miles de años se ven ahora amenazados por los pasos firmes que continúa dando el ladrillo en la Costa del Sol. La particularidad de este espacio fue lo que motivó a un grupo de científicos, expertos y ecologistas a proponer en 2007 al Ministerio de Medio Ambiente, que entonces dirigía la ministra Cristina Narbona, que declarara esta zona parque nacional antes de que el desarrollo urbanístico desmedido tan generalizado en esta parte de la provincia terminara por acelerar su degradación.

Sierra Bermeja sólo cuenta con una protección específica en Los Reales que es paraje natural. Sierra de las Nieves, en cambio, goza de la protección de ser un parque natural, la única reserva de la biosfera intercontinental del Mediterráneo compartida con Marruecos, reserva de la biosfera por sí sola y Lugar de Interés Comunitario (LIC) propuesto como Zona de Especial Protección (ZEP).

Estos colectivos no es que rechacen que el parque natural Sierra de las Nieves se convierta en parque nacional, pero sí creen que dicha calificación debería ampliarse también a los 300 kilómetros cuadrados que ocupa Sierra Bermeja en base a la presencia de la mayor concentración de peridotita del mundo.

La propuesta de parque nacional para Sierra Bermeja cuenta con el apoyo de diversos ayuntamientos de la zona puesto que afecta principalmente a montes públicos de escasa utilidad pero de alto valor ecológico, y serían finalmente incorporados al área de influencia socioeconómica del parque nacional.

Pero otros alcaldes como el de Yunquera, José Antonio Víquez, van un paso por delante al haber llegado a defender incluso en el Senado la necesidad de que la Sierra de las Nieves sea declarada parque nacional al entender que generaría inversiones y que "supondría tener en cuenta la realidad del territorio y el incentivo de la iniciativa privada".

Además, hace apenas un mes y medio, el Boletín Oficial de las Cortes Generales publicó una respuesta del Gobierno central en la que se señalaba que "a priori y a falta de análisis en detalle", el territorio propuesto "cumple con los requisitos" legalmente establecidos para su incorporación la Red de Parques Nacionales.

Sin embargo, la propuesta se ha encontrado ahora con un inesperado giro y es que la reciente modificación de la ley de parques nacionales obligará a la Junta de Andalucía a tener que aumentar, al menos, en 2.000 hectáreas más la superficie de la Sierra de las Nieves planteada.

La Consejería de Medio Ambiente ya se ha puesto manos a la obra para preparar la nueva propuesta, pero ya ha advertido que se revisará la superficie aledaña a la ya prevista porque quiere evitar a toda costa incluir monte privado por los inconvenientes que eso pudiera suponer en la negociación con los propietarios.

A la espera del nuevo planteamiento, los defensores de Sierra Bermeja no quieren arrojar la toalla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios