Benalmádena

Primer contacto para integrar en el gobierno a CSSP y los no adscritos

  • Ambos grupos acercan posturas ante la posibilidad de crear un pentapartito en el municipio

La posibilidad de crear un pentapartito en Benalmádena no parece del todo descabellada después de que tanto los concejales de Costa del Sol Sí Puede (CSSP) como del grupo no adscrito, formado por los ex ediles de Ciudadanos, manifestaran su interés en entrar a formar parte del equipo de gobierno. Hace apenas una semana el alcalde, Víctor Navas (PSOE), tendía su mano a los miembros de los grupos de la oposición, a excepción del PP, para integrarlos en el organigrama municipal y ayer se produjo el primero de los encuentros para avanzar en las negociaciones.

La ronda de contactos estuvo compuesta por las portavoces del PSOE, Ana Scherman; IU, Elena Galán; y Alternativa por Benalmádena, Encarnación Cortés, con el portavoz del grupo de concejales no adscritos, Bernardo Jiménez, y de Costa del Sol Sí Puede, Enrique García. "Tras la invitación realizada por el equipo de gobierno estamos iniciado una serie de conversaciones para establecer la mejor manera de continuar durante toda la legislatura con la estabilidad que nos proporciona ese pacto programático que acordamos los cinco grupos antes de la investidura", explicó Scherman.

Sobre este asunto, el portavoz de la formación morada, Enrique García, reiteró que le parece "razonable" la propuesta de entrar a formar parte de un equipo de gobierno "integrado por 15 ediles en el que el grupo de mayor representación tiene siete". "Tanto los compañeros del grupo no adscrito como los ediles de CSSP ya hemos demostrado que somos capaces de asumir mayores cotas de responsabilidad para trabajar por un objetivo común", apuntó.

Cabe recordar que el propio coordinador de Podemos en Benalmádena, Félix Gil, convocó a los afiliados a una asamblea extraordinaria el pasado 9 de marzo para tratar precisamente este tema. El resultado de la votación fue que el 92% de los asistentes se mostró a favor de entrar en el equipo de gobierno, con tan solo dos votos en contra y una abstención.

Por su parte, también el portavoz del grupo de concejales no adscritos, Bernardo Jiménez, se manifestó en unos términos similares. "Pretendemos unificar criterios, indistintivamente de qué concejalías o áreas podamos ocupar, lo que realmente nos interesa es el proyecto político común y seguir trabajando en el cumplimiento de ese acuerdo programático que suscribimos para dar nuestro apoyo a la investidura de Víctor Navas como alcalde", señaló.

Por otro lado, no pasa desapercibido que tanto los dos concejales de Costa del Sol Sí Puede como los tres del grupo no adscrito cobran como miembros del equipo de gobierno aun estando en la oposición alrededor de unos 44.500 euros anuales. Medida que, entre otras cuestiones, ha costado la expulsión de los ediles de Ciudadanos, ya sin representación en el municipio.

"Con estos encuentros perseguimos dotar al municipio de una estabilidad política aún mayor de la que existía, para trabajar así con un horizonte amplio que abarque toda la legislatura", manifestó Elena Galán, portavoz de IU. "Apostamos por esta integración siempre y cuando se respeten las líneas básicas que defendimos con nuestra candidatura: la lucha contra la corrupción, la transparencia o una gestión responsable", señaló, por su parte, la portavoz de Alternativa por Benalmádena, Encarnación Cortés. "Por ello, estamos abiertos a sumar estas nuevas fuerzas políticas, que le darían mayor estabilidad a nuestro municipio, y así seguir avanzando para que Benalmádena no vuelva a estancarse como en las dos últimas legislaturas", concluyó.

Queda aún por conocer cuál sería el reparto provisional de concejalías entre los diferentes miembros de la corporación, algo que señalan "aún es pronto".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios