Educación

Rincón de la Victoria estrena instituto

  • La comunidad educativa de la localidad axárquica lleva cinco años manifestándose por la construcción de un cuarto centro

Finalización de los trabajos del instituto de Torre de Benagalbon (Rincón de la Victoria). Finalización de los trabajos del instituto de Torre de Benagalbon (Rincón de la Victoria).

Finalización de los trabajos del instituto de Torre de Benagalbon (Rincón de la Victoria).

Atrás quedan los encierros en el instituto Bezmiliana, las pancartas por las calles de Rincón de la Victoria y por la capital malagueña, los baños reivindicativos en la playa y los barracones. Los profesores, madres, padres y el alumnado no han olvidado la dureza de esos días, pero por fin, el lunes estrenarán el instituto de Torre de Benagalbón. Seis años lleva pidiéndolo la comunidad educativa de Rincón de la Victoria que ha trabajado al unísono para conseguir que la administración autonómica atendiese su petición (de su mano han tenido también al Ayuntamiento y a todos los grupos de la Corporación).

Un cuarto instituto para este municipio que tenía los otros tres masificados por la falta de centros de Secundaria y Bachillerato y que además obligaba a los estudiantes de este núcleo urbano, que ha experimentado un gran crecimiento en los últimos años, a desplazarse hasta el núcleo principal o a La Cala del Moral.

La delegación territorial de Educación en Málaga informó este viernes que el centro “abrirá sus puertas el lunes con normalidad”. Según confirmaron, las obras están finalizadas y se está procediendo a la limpieza del edificio. Al respecto, la concejal de esta área del Ayuntamiento de Rincón de la Victoria, Mari Carmen Cañizares (Por mi Pueblo), mostró su satisfacción por la culminación de este centro escolar por el que han luchado durante cinco años.

“Estamos muy contentos de que los estudiantes puedan estrenarlo el lunes. Está finalizado completamente. Todas las instalaciones estarán habilitadas para su uso e instalado el mobiliario”, explicó la edil quien antes de su responsabilidad política también estuvo implicada en su construcción ya que fue la presidenta del Ampa del IES Benagalbón y miembro del Consejo Escolar. “Los alumnos y alumnas no sólo van a estrenar el centro sino que también van a empezar con nuevos proyectos escolares que vamos a poner en marcha como el mediación o inteligencia emocional”, avanzó.

El presidente del Ampa IES Torre de Benagalbón, Juanma Micheo, también se mostró feliz con la finalización del centro educativo. “El instituto está muy bien y es bastante grande. La obra es bastante moderna, dotada con muchos medios y buscando la sostenibilidad. Por ejemplo, se le ha dado prioridad a la luz natural y tiene incluso control de dióxido de carbono en el ambiente de forma que las ventanas se abren cuando es necesario, cuando está muy cargado”, explicó.

No obstante, el instituto de Torre de Benagalbón tendría que haber estado concluido el pasado mes de marzo. La Junta de Andalucía decidió entonces dar una prórroga de tres meses a la empresa adjudicataria Conservación, Asfalto y Construcción. “El centro está muy bien, no obstante resulta increíble que después de cinco años con el lío de la obra, se tenga que entregar en el último día. Los profesores que están activos desde el dos de septiembre han tenido que hacer los exámenes en el Ceip Josefina Aldecoa y las reuniones en el IES Puerta de la Axarquía del que depende”, lamentó Micheo.

El pasado año el alumnado de este centro cursó en aulas prefabricadas instaladas en el patio del recinto donde se estaba construyendo el edificio. Ya no queda rastro de ellas. “Es algo increíble que profesores y alumnos entren a la vez. No han tenido tiempo de conocer las instalaciones ni organizar las aulas. Eso sí, los alumnos entrarán de forma escalonada y suponemos que habrá una primera toma de contacto con el centro”, opinó.

Así, 620 alumnos y alumnas de Torre de Benagalbón -con cuatro aulas por cada nivel de Secundaria más dos por cada grupo de Bachillerato- ocuparán los puestos escolares que llevan esperando un lustro, y en muchos casos, más de una década ya que también en Infantil y Primaria estudiaron en aulas prefabricadas por la falta de colegios en el municipio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios