Provincia

La alcaldesa de Ronda descarta dimitir por el denominado 'caso' Boda

  • Valdenebro asegura que no leyó el acta y que ordenó corregir el cambio de fechas

Teresa Valdenebro, alcaldesa de Ronda, durante su comparecencia ante los medios de comunicación en el despacho de Alcaldía.

Teresa Valdenebro, alcaldesa de Ronda, durante su comparecencia ante los medios de comunicación en el despacho de Alcaldía. / javier flores

La alcaldesa de Ronda, Teresa Valdenebro, descartó ayer dimitir por su relación con el ya conocido como caso Boda, que hace referencia al cambio de fecha en el acta matrimonial de la hija de un concejal socialista que presuntamente le habría permitido obtener un permiso nupcial remunerado tras ser contratada por el SAS. Valdenebro aseguró que no se había percatado del cambio introducido en las fechas, el acta reflejaba el día 21 de junio aunque la boda se oficio el 17 de junio, porque "las actas no se leen en las bodas, se lee la literatura que quieren meter o de los amigos y los artículos del código civil que son obligatorios leer". En este sentido, mantuvo que tras tener conocimiento de esta alteración, remitió un escrito a la secretaria municipal para corregir este aspecto en el expediente municipal y que fuese comunicado a los organismo correspondientes.

Por otra parte, en cuanto al anuncio del Partido Popular de que llevará este asunto a la Fiscalía en el momento que tengan la documentación del expediente, anunció que será ella la primera en hacerlo para que se pueda investigar lo ocurrido y se depuren responsabilidades en caso de que las hubiera. "Yo soy la primera interesada en que se aclare desde el principio hasta el final todo lo que ha ocurrido y toda la participación que pudiesen tener todas las demás personas implicadas", afirmó Valdenebro.

La alcaldesa mantiene que las actas matrimoniales "no se leen en las bodas"

En cuanto al uso que se le habría dado a dicho acta matrimonial ante el SAS, la regidora aseguró desconocer qué se había hecho con dicha documentación y qué uso habían hecho los contrayentes de la misma. "He celebrado una boda como otra cualquiera", dijo Valdenebro, que explicó que a partir de ese momento la documentación sigue la tramitación establecida para ello. En cuanto a los posibles beneficios obtenidos por el cambio, señaló que "nunca hice nada que beneficiase a nadie".

Además, también ratificó que su compañero de partido no le había comunicado el cambio el cambio introducido, por lo que dijo sentirse engañada, aunque "no creo que lo hiciera con mala intención". En este sentido, también destacó que hubiese tomado la decisión de dejar su acta de concejal tras conocerse lo ocurrido y que reconociese el error que había cometido.

Por otra parte, negó que conociese dicho cambio en el acta matrimonial con anterioridad a que informase de lo ocurrido el diario ABC, explicando que solo le habrían requerido un contacto para tratar un asunto relacionado con una boda al afirmó que lo concedió mayor importancia.

En cuanto a la explicación dada por el edil socialista sobre que había consultado dicho cambio con el Servicio de Atención Ciudadana (SAC) y que no le habían puesto ningún tipo de problema para el mismo, Valdenebro afirmó que "los funcionarios simplemente plasman la fecha que los ciudadanos le dicen que quieren para casarse", que sería a lo que se limitaron también en este caso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios