Provincia

Las deficiencias educativas marcan el inicio del proceso de escolarización

  • Hay alumnos matriculados en colegios que no existen y otros nuevos aún sin equipamiento

Arranca el periodo de escolarización para el próximo curso en una semana en la que la comunidad educativa sigue en pie de guerra en la parte más occidental de la Costa del Sol por diferentes motivos. En unos casos hay alumnos matriculados en colegios que aún no existen y otros que conviven con reliquias de 57 años mientras edificios nuevos permanecen cerrados a la espera de que se les dote de material y equipamiento.

En el caso de Marbella el AMPA del colegio Gil Muñiz exige la construcción de un nuevo centro. No les valen las propuestas de reforma realizadas por la Junta de Andalucía. Quieren que sus hijos se trasladen a un nuevo edificio que se ubicaría en el Albergue África y que vendría a sustituir al actual inmueble, construido en el año 1957.

Según explican desde el Ayuntamiento, desde 2007 se han puesto varios suelos a disposición de la Junta para la construcción de un nuevo colegio, pero las obras aún no han comenzado.

El gobierno autonómico llegó a sacar el proyecto a licitación, pero quedó desierto. La fórmula propuesta para la financiación de las obras pasaba por la colaboración público-privada, es decir, la empresa que ejecutara los trabajos podría explotar un aparcamiento subterráneo para residentes y así obtener beneficio. Pero esta fórmula no termina de convencer ni a los licitadores ni a IU.

Precisamente esta formación ha anunciado esta semana que solicitará a la Junta de Andalucía, en la que cogobiernan con el PSOE, que incluya la construcción del Gil Muñiz en el Plan OLA 2014 pero con una financiación pública 100 por 100 "porque ya hemos visto que la otra fórmula, que se ha aplicado en la ampliación del hospital Costa del Sol, no funciona".

en Estepona, los padres de los alumnos del colegio Valeriano López afrontan un proceso de escolarización más con la esperanza de que sus hijos, finalmente, vayan a ocupar las aulas que les corresponden. Desde 2005 se vienen matriculando alumnos en el centro que se construye en la zona de Los Altos de Estepona, pero el edificio aún no está terminado por lo que los pequeños están provisionalmente en el colegio Víctor de la Serna que el Ayuntamiento pretende demoler más pronto que tarde para poder ejecutar un bulevar.

En este caso la Junta ha asegurado que, ocho años después de que se realizara la primera matriculación en este centro, el colegio abrirá sus puertas en septiembre, siempre y cuando el Ayuntamiento ejecute las obras de abastecimiento, saneamiento y accesibilidad que le corresponden. Desde el gobierno local aseguran que están cumpliendo con su parte del compromiso Y esperan que en septiembre se pueda estrenar el edificio.

Y frente a colegios que se caen y nuevos centros que no se terminan existen casos como el de la guardería construida en Estepona que está finalizada desde 2012 pero permanece cerrada a la espera de que la Junta de Andalucía la dote del equipamiento necesario. En este caso el gobierno autonómico concedió una subvención por valor de 175.000 euros para la ejecución de los trabajos y el equipamiento de las instalaciones que cuentan con ocho aulas con capacidad para 115 alumnos, pero el dinero no llega, los pupitres tampoco y el edificio sigue cerrado a pesar de la demanda existente de plazas de 0 a 3 años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios