Provincia

Los pescadores temen a un delfín que les destroza las redes

  • Los alcaldes de Vélez y Algarrobo van a pedir ayuda al Instituto Oceanográfico

Pescadores llegando a la lonja de Caleta de Vélez. Pescadores llegando a la lonja de Caleta de Vélez.

Pescadores llegando a la lonja de Caleta de Vélez. / M.C

Los pescadores de Caleta de Vélez están desesperados. Una especie de delfín al que llaman "malayo" está destrozando las redes. Su proliferación en el mar está poniendo en jaque a los armadores que han recurrido a los ayuntamientos de Vélez-Málaga y Algarrobo para buscar la fórmula de acabar con esta situación que tanto preocupa al sector por las pérdidas que les está ocasionando. Un arte completo roto puede llegar a costarles entre 25.000 y 30.000 euros y a esto hay que sumarle los jornales que cuesta la reparación de las redes y el tiempo que los pescadores tienen que dedicarle a ello.

"Este calvario", como definía la patrona mayor de la Cofradía de Pescadores de Caleta de Vélez, Mari Carmen Navas, lo detectaron hace dos años. Antes, según explicó, este tipo de pescado de gran tamaño, de la familia de los delfines, se acercaba hasta los puntos de pesca "en determinados momentos". Sin embargo, ahora se han asentado en esta parte de la costa y está dificultando la pesca de cerco y trasmallo. En este puerto axáquico, el más importante en volumen de capturas, hay 18 embarcaciones de las primeras dedicadas entre otras a la pesca de las sardinas y el jurel, y 46 de la segunda conocida como un "arte de fondo".

Los armadores reclaman un estudio sobre esta especie y sobre su proliferación

Navas comentó que la forma en la que se mueven estos peces "malayos" es por aproximación a los barcos donde esperan a que los pescadores hayan llenado las redes para comerse las capturas. "Durante un tiempo los armadores han estado instalando en sus barcos un aparato que simulaba el sonido de las orcas para ahuyentar a esta especie de delfín pero ya se han acostumbrado y vuelven a acercarse a las embarcaciones", mencionó la patrona mayor, quien entre otras medidas han pedido un estudio en profundidad sobre esta especie y los motivos por los que está proliferando en esta zona del litoral malagueño.

Ayer precisamente, mantuvo una reunión con los alcaldes de Vélez-Málaga, Antonio Moreno Ferrer (PSOE) y Algarrobo, Alberto Pérez (PSOE) para explicarles esta problemática que tanto daño está haciendo a la flota de cerco y trasmallo de Caleta y de esta forma, pedir la intervención de las administraciones públicas. El regidor veleño explicó que se ha comprometido con el sector a mantener una reunión con el Instituto Oceanográfico para valorar la situación y adoptar las medidas que sean oportunas.

"Vamos a ver si hay posibilidad de hacer un estudio sobre esta especie que parece ser que está proliferando y rompiendo muchas artes que llegan a valer hasta 30.000 euros. Ese es un coste muy grande", la mentó Moreno Ferrer quien también lo va a poner en conocimiento de la concejalía de Agricultura y Pesca "para delimitar como y de qué manera esta especie no haga daño a nuestros armadores de Caleta de Vélez". Una decisión compartida por el regidor de Algarrobo cuyo municipio es limítrofe.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios