sucesos | Benalmádena

Un policía local de Málaga se enfrenta a un maltratador mientras le daba una paliza a su mujer

  • El agente, que estaba fuera de servicio, resultó herido mientras reducía al presunto autor y defendía a otro testigo que también fue agredido al intentar mediar 

El policía local que resultó herido al reducir a un maltratador El policía local que resultó herido al reducir a un maltratador

El policía local que resultó herido al reducir a un maltratador

Estaba, supuestamente, propinándole una paliza a su mujer en plena calle cuando la emprendió a golpes con un testigo que trataba de defender a la víctima y con un policía local de Málaga fuera de servicio que también intentaba repeler la agresión. El presunto maltratador, un hombre de 38 años, acabó detenido en una complicada intervención en la que el agente sufrió lesiones musculares.

Ocurrió en Benalmádena. La actuación se produjo este lunes sobre las 6 de la tarde en la avenida de las Palmeras. Un policía que estaba franco de servicio se vio alertado por los gritos de la camarera de un bar que observaba cómo un hombre agredía a una mujer en la zona de los baños. El efectivo, según fuentes próximas al caso, presenció el instante en el que el supuesto autor cogía a la víctima a la fuerza y tiraba de ella para llevarla hasta otro lugar. Aseguraba que era su mujer y que haría con ella lo que quisiera, aunque llamaran a la Policía. Después, comenzó a propinarle golpes en el vientre y a empujarla contra una estructura, además de agarrarla del cuello. La víctima empezó a pedir auxilio. 

Fue en ese momento cuando un testigo que estaba en la zona reprochó al hombre su comportamiento. El agresor, lejos de cesar la agresión, se abalanzó, presuntamente, sobre él con los puños cerrados y con la supuesta intención de agredirle. Ambos acabaron a golpes. El policía que presenció la escena no tardó en reaccionar y terminó también en el suelo. Una tercera persona tuvo que intervenir, auxilió al agente y llamó a la Policía Nacional. El supuesto agresor, que no deponía su actitud, continuó vociferando y en un estado de fuerte agresividad, resistiéndose al arresto e intentando huir. No lo consiguió. 

Hasta el lugar en el que se estaban produciendo los hechos acudieron otras unidades de apoyo, que habían sido informadas de que un policía local tenía retenido a un presunto maltratador, que se mostraba muy violento tras haber agredido a su mujer. Una vez que el individuo fue detenido, supuestamente, intentó autolesionarse golpeando su cabeza contra una de las ventanillas del vehículo policial, al que le ocasionó daños. 

Una agresión retransmitida en Instagram

A comienzos de este mes, la Policía Local de Málaga también detuvo a un hombre tras retransmitir su víctima una paliza a través de un directo de Instagram. Las imágenes llegaron hasta los profesionales del servicio de Psicología de Asuntos Sociales del Ayuntamiento de Málaga, que rápidamente contactaron con el Grupo de Investigación y Protección (GIP). Los policías, a su llegada al domicilio, rescataron a la joven, de 19 años, y a su maltratador, que supuestamente se había atrincherado con un cuchillo. 

Transcurridos unos 20 minutos, desde Asuntos Sociales volvieron a contactar con los policías locales para hacerles llegar un nuevo vídeo emitido en directo en el que se les podía oír a ellos mismos llamando a la puerta. También se observaba al individuo haciendo señales a la víctima para que permaneciese callada.

Ante el delito flagrante que se estaba cometiendo y el evidente peligro que la joven corría, hasta la vivienda acudió también el Grupo Operativo de Apoyo (GOA), cuyos efectivos derribaron la puerta del inmueble empleando una barra halligan o herramienta americana. La víctima era una mujer que tenía asignada una medida de protección que le había sido otorgada por un juzgado de primera instancia e instrucción de Irún, en vigor desde el pasado 14 de mayo de 2020. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios