Provincia

Los Presupuestos de Marbella para 2019 ascienden a 283 millones

  • Las cuentas se llevarán para su aprobación inicial al pleno extraordinario de este viernes

La alcaldesa, Ángeles Muñoz, y el concejal de Hacienda, Manuel Osorio. La alcaldesa, Ángeles Muñoz, y el concejal de Hacienda, Manuel Osorio.

La alcaldesa, Ángeles Muñoz, y el concejal de Hacienda, Manuel Osorio. / E. M.

Los presupuestos municipales de Marbella para el año 2019 ascenderán a 283 millones de euros, según dio a conocer ayer la alcaldesa, Ángeles Muñoz, junto al concejal de Hacienda, Manuel Osorio, lo que supone un incremento del 15% con respecto al presupuesto actual. Una subida que se debe principalmente a los ingresos extraordinarios del Ayuntamiento, entre los que destacan los 15 millones de euros procedentes de los fondos europeos Edusi y a los fondos provenientes de procedimientos judiciales por corrupción con sentencia firme como los casos Saqueo I y II y Malaya, lo que permitirá a la ciudad hacer frente a una serie de inversiones extraordinarias.

“Son unos presupuestos serios y rigurosos, que nos posibilitarán sacar adelante proyectos necesarios para el municipio, apostando una vez más por la descentralización, con una partida específica para San Pedro Alcántara y también para el resto de tenencias de alcaldía y distritos”, señaló Muñoz. Cabe recordar que el año pasado el núcleo de San Pedro Alcántara ya contó con sus propios presupuestos municipales, de casi 20 millones de euros, lo que ha permitido a la tenencia de alcaldía trabajar de forma más descentralizada.

Las cuentas, que fueron aprobadas ayer de forma inicial en Junta de Gobierno Local y se debatirán en el Pleno extraordinario que tendrá lugar este viernes, prevén aumentos significativos en obras, para lo que se destinarán 31 millones de euros.

Entre algunas de las principales inversiones previstas destacan la rehabilitación del Trapiche del Prado, la redacción del proyecto de la piscina de competición, la residencia de mayores, la nueva sede de la Escuela Oficial de Idiomas y la Escuela Municipal de Música y Danza de San Pedro Alcántara, estas tres últimas con los fondos recuperados de sentencias judiciales por corrupción.

Igualmente, se reservan 3,5 millones de euros para el plan de Barrios y 1,5 millones para la conservación de distritos. También se contemplan otros trabajos como los acondicionamientos del Mercado Central y del Pecho de las Cuevas o las remodelaciones de las calles Postigo y Juanar y del Vigil de Quiñones, además de la Muralla del Castillo, la biblioteca en el parque Arroyo de la Represa y mejoras de eficiencia energética en edificios culturales.

“También vamos a destinar 4,6 millones de euros al transporte público urbano con un nuevo concurso, que contemplará la gratuidad del servicio para las personas empadronadas en el municipio, y otros 4 millones de euros para la delegación de Parques y Jardines”, agregó la primera edil. Las cuentas contemplan, asimismo, una partida de 18 millones de euros para hacer frente a sentencias judiciales firmes antiguas de la época anterior a 2006.

Por otro lado, en política social se ha incrementado el gasto en un 17%, unos diez millones de euros, “para apoyar a las familias del municipio con menos recursos y sin tener en cuenta los fondos que se destinarán a la construcción de la primera residencia de mayores”.

En relación a los ingresos del próximo año, Osorio destacó la bajada del tipo impositivo del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), que reduce en casi 7 millones la recaudación municipal. De esta forma, “el 75 por ciento de los contribuyentes van a pagar menos y hasta el 90 por ciento solo abonarán como mucho lo que venían pagando hasta ahora”, explicó el edil, que también destacó la reducción del Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM) para aquellos menos contaminantes.

Por el contrario, sí se prevé un aumento de recaudación a través del impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana (conocido como Plusvalía), que crecerá 13 millones de euros correspondientes a liquidaciones atrasadas, y para el Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO), que pasará de 7 a 13 millones “gracias a la adaptación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) a la normativa andaluza, lo que ha generado un 25 por ciento más de suelo y supondrá en los ingresos por nuevas licencias un incremento del 100 por cien”, apuntó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios