Coronavirus

La Policía Local interviene en siete 'botellones' en pleno cierre de la hostelería en Ronda

  • Grupos de jóvenes se habían concentrado en zonas aisladas junto al casco urbano rondeño

  • La alcaldesa hace un llamamiento a la responsabilidad, porque la tasa de incidencia alcanza ya casi los 2.000 contagios por cada 100.000 habitantes

Control de la Policía Local en una de las entradas de Ronda. Control de la Policía Local en una de las entradas de Ronda.

Control de la Policía Local en una de las entradas de Ronda. / Javier Flores (Ronda)

La alcaldesa de Ronda, María de la Paz Fernández, compareció este martes ante los medios de comunicación junto al delegado municipal de Seguridad, Juan Carlos González, para lanzar nuevamente un llamamiento a la responsabilidad de los ciudadanos tras tener que intervenir la Policía Local en siete botellones que se han celebrado en la ciudad de forma ilegal durante este pasado fin de semana.

Una actividad que no está permitida en estos momentos en la ciudad del Tajo debido a la situación sanitaria, que presenta con una tasa de incidencia de casi 2.000 casos por cada 100.000 habitantes y que, pese al cierre de hostelería y comercio hace 10 días, sigue creciendo en lugar de descender.

Ante la presencia de los agentes los jóvenes emprendieron la huida para evitar ser identificados y sancionados, aunque los policías lograron levantar cinco actas sancionadores e incautar las bebidas y sustancias estupefacientes que dejaron al salir precipitadamente de la zona en la que estaba realizando los encuentros.

En uno de ellos que tenía lugar en un olivar próximo al casco urbano los agentes llegaron a contabilizar entre 15 y 18 jóvenes que comenzaron a correr por el campo al ver a los policías. No obstante, algunos dejaron atrás sus chaquetas e identificaciones, por lo que pudieron ser sancionados, según explicaron fuentes municipales. El resto de casos se trataba de grupos de jóvenes de entre 7 y 8 personas

A ello se suma otra sanción, por segunda vez, contra un bar que estaba abierto y atendiendo a clientes en su terraza contra las indicaciones de la actual normativa que no permite este tipo de actividad. Los agentes encontraron a unas 25 personas consumiendo en el exterior de dicho establecimiento, superando también el máximo de cuatro personas por reunión en la vía pública. A ello se suma que las personas que estaban atendiendo a los clientes tampoco portaba la mascarilla obligatoria que se exige en estos momentos a los ciudadanos, según explicó la regidora.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios